Es el presidente de Freixenet y del Foro de Marcas Renombradas

El Gobierno propondrá a José Luis Bonet para dirigir las Cámaras

José Luis Bonet, presidente de Freixenet y del Foro de Marcas Renombradas.
José Luis Bonet, presidente de Freixenet y del Foro de Marcas Renombradas.

En un movimiento inesperado por poco habitual, el Ministerio de Economía ha dado a conocer al candidato que ha escogido para presidir la nueva Cámara de Comercio de España, que sustituye al Consejo Superior de Cámaras de Comercio. Se trata de José Luis Bonet, presidente de Freixenet y del Foro de Marcas Renombradas, un organismo para promocionar la internacionalización en el que participan cien compañías, tres ministerios (Economía, Asuntos Exteriores e Industria) y dos organismos públicos (ICEX y la Oficina Española de Patentes y Marcas). La designación ha pillado en fuera de juego al Consejo Superior de Cámaras de Comercio, ya que esperaban que hubiera unas elecciones para decidir quién sería el candidato. Así sucedió en las últimas elecciones, celebradas en mayo de 2011, en las que el actual presidente, Manuel Teruel, fue el único que se presentó y obtuvo el 95,4% de los votos del Pleno.

El presidente de la Cámara de Comercio de España es elegido por el pleno, integrado por 78 vocales: 19 presidentes de cámaras autonómicas, 8 representantes de cámaras autonómicas con mayor número de empresas, 28 representantes de grandes empresas, 9 de organizaciones empresariales, 10 de diferentes ministerios, 2 representantes de federaciones de Cámaras españolas en el exterior y 2 representantes de las organizaciones de autónomos. Esta composición del pleno, radicalmente diferente a la del anterior (compuesto por los 88 presidentes de las Cámaras más ocho vocales de reconocido prestigio) es el que habilita al Ejecutivo para poder designar a un candidato y garantizarse el respaldo de la mayoría de los vocales. De hecho, elegirá a los representantes de las 28 grandes empresas, a los 2 de las Federaciones y a los 2 de los autónomos. Un poder más que suficiente para designar a su cándidato idóneo.

Y este es José Luis Bonet, que sustituirá a Manuel Teruel, del que se desconoce si se presentará a la reelección. El Ejecutivo valora de Bonet su perfil internacional, ya que preside una de las multinacionales de la alimentación más importantes desde el punto de vista exportador, y su capacidad integradora entre el empresariado catalán. En el proceso de independencia liderado por Artur Mas, Bonet se ha mostrado siempre en contra de la secesión de Cataluña, en línea con lo defendido por otros grandes empresarios catalanes, como José Manuel Lara, presidente de Planeta. “Freixenet es una empresa familiar catalana, y por tanto española. Cataluña es una parte esencial de España y así debe seguir”, subrayó en un acto recientemente.

La nueva ley establece que la Cámara Oficial de Comercio, Industria, Servicios y Navegación de España deberá constituirse antes del 31 de enero de 2015. El Ejecutivo tiene previsto, sin embargo, celebrar ya este mismo verano la primera sesión donde se constituirá el Pleno de la Cámara de España, presidida por el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, y en el que se nombrará a Bonet.

Impulso a planes camerales y de competitividad

Presidente del grupo Freixenet desde marzo de 1999 y presidente de la Asociación de Marcas Renombradas Españolas, Bonet es considerado una de las figuras más relevantes de la industria agroalimentaria española. Ha ejercido la presidencia de un gran número de organismos e instituciones del sector, como la Fira Internacional de Barcelona; el Comité Bilateral hispano-japonés de Cámaras de Comercio; la Federación Española del Vino; y la Asociación para el Fomento del Desarrollo Agroalimentario.

Un currículum que le sirvió para que la Secretaría de Estado de Comercio le reconociera a finales del pasado octubre con la medalla al mérito en el Comercio. Mediante una estrategia en la que ha combinado internacionalización y diversificación de mercados, Freixenet ocupa el noveno puesto en el ranking mundial, está presente con bodegas propias en tres continentes y cuenta con 18 bodegas en 7 países diferentes, incluyendo España. También cuenta con 22 plataformas comerciales para la distribución de sus marcas repartidas por todo el mundo, elaborando más de 200 millones de botellas al año y da empleo a 1.300 personas.

Todos estos méritos son argumentos más que suficientes para su designación. Fuentes de Economía subrayan que su principal papel al frente de la Cámara de España será el desarrollo de los planes camerales, que servirán para coordinar las actuaciones de las Cámaras con sus delegaciones en el extranjero, y de los planes de competitividad, que persiguen mejorar la posición y la eficiencia en su trabajo en el exterior. Los dos planes se podrán financiar con cargo a recursos públicos, a través de la firma de convenios con la Cámara de Comercio de España.