Ven mejores condiciones para acceder a un crédito

Las grandes empresas no se creen aún la recuperación económica de España

 El rey Felipe VI se despide del presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, tras inaugurar el XVII Congreso Nacional de la Empresa Familiar el lunes
El rey Felipe VI se despide del presidente de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra, tras inaugurar el XVII Congreso Nacional de la Empresa Familiar el lunes EFE

El optimismo del Ejecutivo choca de frente con el realismo de los empresarios. En las previsiones que el Gobierno ha incluido en el Programa de Estabilidad auguraba que el PIB crecería un 1,3% este año y un 2% en 2015, lo que acarrearía la creación de 400.000 empleos. Unas previsiones que no comparten los empresarios del Instituto de la Empresa Familiar que han participado en la encuesta realizada en el marco del Congreso anual que se clausura hoy en Alicante. El 76% de las firmas considera que habrá una “moderada recuperación” de la actividad con una “limitada” creación neta de empleo y tan solo un 1% cree que la recuperación vaya a ser “rápida” con una intensa creación de empleo.

Más de la mitad de las compañías encuestadas (un 57%) asegura que mantendrá los niveles de empleo actuales y tan solo el 32% (cinco puntos más que en 2013) confirma que incrementará la plantilla. El temor a incrementar la contratación se debe en gran medida a las dudas que existen sobre la evolución de la demanda interna, otro punto en el que chocan con el optimismo del Gobierno, que fía gran parte de la recuperación al consumo de los hogares y a la inversión empresarial. El 67% de las empresas apuesta porque elevará su inversión en España el próximo ejercicio, lo que representa una caída de cinco puntos con respecto a los resultados de 2013, mientras que un 33% (cinco puntos más) descarta que vaya a invertir más. Unos datos que invitan a pensar que el gran núcleo de las empresas familiares que han participado en la encuesta tiene vocación internacional y gran parte de sus beneficios y ventas proceden de terceros mercados.

El indicador que sí mejora de forma clara con respecto al anterior ejercicio es el acceso a la financiación bancaria, ya que el 55% de las firmas asegura que ha logrado mejores condiciones con respecto a 2013. Un porcentaje que duplica al 24% de compañías que respondieron de esa forma el pasado ejercicio. En el otro lado, la situación política obtiene la peor puntuación en la serie histórica iniciada en 2008, con 1,08 puntos sobre 9, mientras que la económica logra la mejor nota en la crisis, con 4,26 puntos.