Presentación en Andalucía sobre informe de emprendimiento
Imagen: web oficial de GEM España

Financiación: nueve años como el primer obstáculo para emprender

El informe Global Entrepreneurship Monitor lo vuelve a ubicar, por noveno año consecutivo, como el primer problema que impide el desarrollo del emprendimiento en España.

La falta de acceso a la financiación se sitúa, por noveno año consecutivo, como la principal barrera que detectan los expertos para emprender en España. Así lo desvela la última edicion del informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor), un indicador sobre el estado del emprendimiento a nivel mundial. Según este análisis, el 82,9% de los expertos consultados desvelan que el principal inconveniente o dificultad que tienen los ciudadanos para emprender es la falta de dinero para iniciar el proyecto con garantías de éxito. El dato tiene, si cabe, mayor relevancia si tenemos en cuenta que este es el noveno año consecutivo que el GEM marca este problema como el principal obstáculo para emprender en España.

El 42,9% de estos analistas ha señalado las políticas gubernamentales de nuestro país como el segundo obstácilo para la actividad emprendedora. En tercer lugar se sitúan las normas sociales y culturales, que han sido señaladas por un un 37,1%. Precisamente, esta tercera circunstancia, ha sido especialmente destacada en ediciones anteriores del GEM, por lo que se podría decir que España apenas ha sufrido evolución en cuanto a su cultura emprendedora en los últimos tiempos.

Barreras en sintonía con las soluciones que proponen los expertos

En este informe se realiza también un estudio de las recomendaciones más adecuadas para mejorar la situación del emprendimiento en España. Unos consejos que van en sintonía con los problemas detectados en nuestra sociedad. El 63,6% de los expertos considera que es necesario mejorar las condiciones del entorno de la actividad emprendedora con políticas gubernamentales que sirvan para incentivar. El 48,5% entiende que hay que mejorar el apoyo financiero que reciben los emprendedores, mientras que un porcentaje muy similar (45,5%), entiende que los avances deben hacerse también en educación y formación de la población.

Circunstancias, todas ellas, que según las conclusiones del GEM, son habituales en entornos que se encuentran en crisis y recesión económica, puesto no suelen existir recursos públicos para destinar a estos aspectos estratégicos del emprendimiento. Para compensar la balanza, los expertos insisten en una mayor formación, con el objetivo de conseguir un relevo generacional necesario para ser más competitivos en los nuevos escenarios macroeconómicos que se plantean.