Gómez afirma que la rentabilidad de Popular subirá por encima del 10% en 2016

Popular: “Toda la banca española está en condiciones de prestar”

El presidente de Banco Popular, Ángel Ron. Ampliar foto
El presidente de Banco Popular, Ángel Ron.

Banco Popular cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio atribuido de 231,06 millones de euros, con un crecimiento sobre el año anterior del 1,7%. Pese a que el aumento no es elevado, sí llama la antención las importantes dotaciones que ha realizado en este periodo. Destinó 1.973 millones de euros brutos a provisiones para insolvencia, un 6,7% más, de ellos, de ellas más de 778 millones se han destinado a provisiones dudosos subjetivo (están al corriente de pagos, pero el banco los ha incluido en morosidad).

El banco, de hecho, asegura que ha destinado a provisiones todas las plusvalís que ha obtenido por la venta de activos, entre los que se incluye los 419 millones contabilizados por la venta del 51% de su filial de internet Bancopopular-e. Su pretensión es seguir esta estrategía y guardar en la partida de provisiones subestandar las plusvalías que pueda seguir obteniendo. Popular acumula unas provisiones de 9.026 millones de euros, un 6,7% más que en igual fecha de 2013.

Pese a la buena marcha del negocio bancario, según los datos que presentó el viernes la entidad, su margen de intereses cae casi un 4%, descenso que el consejero delegado, Francisco Gómez, explica a consecuencia del desapalancamiento de las grandes empresas y a la menor operativa con deuda. Su volumen de crédito cayó de septiembre a septiembre un 2,4% (3,2% de enero a septiembre), como consecuencia, precisamente, del descenso de la financiación a grandes empresas y en menor medida por el de particulares, argumentó Gómez.

El número dos del banco fue tajante al declarar que el crédito será “nuestra prioridad número uno en 2015, también en 2014, y así se lo hemos trasladado a las redes”, dijo.

Reforzar capital y liquidez

Popular tiene previsto retomar la emisión de bonos contingentes convertibles (cocos) que tenía previsto emitir en julio por 500 millones de euros, pero decidió aplazar la operación ante la inestabilidad de los mercados provocada por la intervención del portugués Espirito Santo. “No tenemos ninguna prisa (en realizar la emisión), no lo necesitamos. En el caso de que el mercado vuelva a la misma situación, lo volveríamos a hacer”, dijo Gómez. Coincidiendo con la presentación de resultados Popular anunció la amortización anticipada de cédulas hipotecarias por 500 millones de euros.

Sobre posibles compras el consejero delegado del banco aseguró que la entidad estudiará “cualquier oportunidad” de compra en España, Portugal y Estados Unidos, siempre y cuando la operación sea “extremadamente rentable” para el accionista de la entidad.

Aunque reconoció que la capacidad instalada que tiene el banco en España y Portugal es “suficiente”.

Sobre la sugerencia que lanzó esta semana el consejero delegado de BBVA, Ángel Cano, de hacer frente comñun contra la corrupción, Francisco Gómez declaró que lo que había que hacer es que la Justicia actúe de forma “rápida y contundente” para erradicar la corrupción en España, y añadió que “la estabilidad es lo mejor para la economía”.

Durante los últimos 12 meses Popular ha reforzado la venta de inmuebles, que se duplicó en un año, al sumars 989 millones de euros.

Gómez, que se mostró “muy, muy satisfecho” con los resultados de los test de estrés, de los que el Popular ha salido “reforzado”, afirmó que tras esta prueba se ha demostrado que el banco está preparado para dar créditos igual que el resto de la banca española. “Popular y todos los bancos españoles no tienen ninguna limitación par prestar”, añadió.

Sobre su solvencia, que algunos analistas habían puesto en duda en sus informes, el ejecutivo afirmño “tenemos una fortaleza más que contrastada para afrontar situaciones adversas y una gran capacidad para generar capital”, y recordó que la entidad tiene “un exceso de capital de 1.756 millones de euros y 2.485 millones en el escenario base”. Además, tiene otros 783 millones de euros en bonos contingentes convertibles que elevarían el capital por encima de los 2.500 millones en el peor escenario, puntualizó.

Tras esta declaración recordó que “el banco es líder en créditos a pymes”, segmento que ha crecido un 10,6% en la concesión de crédito nuevo.

Popular espera cerrar el año con un benefico de 350 millones de euros, en línea con sus previsiones, según Gómez. También prevé elevar su rentabilidad sobre recursos propios (ROE) en dos dígitos en 2016. Ahora su ROE es del 2,45%. El banco, además, pretende volver a establecer su payout en el 50% del beneficio “lo antes posible”, aunque reconoce que estará “atento” a las limitaciones que los reguladores están imponiendo en esta materia. El Banco de España recomendó limitar el reparto de dividendos en efectivo en el 25% del beneficio.