Espera abrir 150 tiendas en cinco años

España atrae a la cadena británica Costa Coffee

La empresa espera abrir 150 cafeterías e invertir 40 millones

Una de las cafeterías de Costa Coffe, en Málaga.
Una de las cafeterías de Costa Coffe, en Málaga.

Sergio y Bruno Costa, dos hermanos italianos, emigraron a Londres a comienzos de los años setenta. Allí, comenzaron con un negocio de tueste de café, con el objetivo de llevar el “verdadero café italiano” a Reino Unido. Cuatro décadas después, aquella empresa familiar engloba a 2.700 tiendas en 29 países. España es el último mercado en el Costa Coffee quiere entrar.

El proyecto nació hace dos años y se ha ido produciendo poco a poco. “Este año era el momento idóneo, la bajada de los precios inmobiliarios nos permitía más aperturas”, explica Ramiro Gómez, director de expansión de Costa Coffee en España.

El primer local fue en el aeropuerto de Barcelona. Tras él, Madrid, Fuengirola y Málaga han sido las siguientes localidades con establecimientos de la cadena británica. La capital condal tendrá el mes que viene su primera tienda fuera de El Prat. En total, son siete Costa Coffee abiertos por el momento.

Estos son todavía los primeros de un extenso plan de expansión en España que llegará a 45 tiendas en 2015 y 150 en cinco años. Para ello, hay una inversión planeada de entre 40 y 50 millones de euros. Solo en Madrid, se invertirán 17 millones en este periodo.

“La economía está dando un giro”, explica Gómez que defiende que tras los años malos está habiendo una mejor. Afirma que ellos no pueden comparar si hay un aumento del consumo pero el funcionamiento de las primeras tiendas está por encima de las previsiones que manejaban. “El gasto medio es un 20% mayor a lo esperado”, defiende. Aunque sin dar cifras concretas, calcula que la facturación media de las tiendas ronde los 800.000 euros al año.

La expansión de la marca Costa Coffee en España se lleva a cabo a través de tres operadores de franquicias: la británica Sun Piper, que se centra en las regiones de Madrid y Andalucía; The Coffee Company Spain, en Cataluña, Islas Canarias y Baleares; y Air Food, que se dedicará a los aeropuertos.

La compañía ha tardado 40 años en aterrizar en España. “El mercado no estaba preparado para este producto, pero ahora lo está”, defiende el director de expansión, quien considera que hay que “educar” al cliente en una “nueva forma de tener café”.

La llegada de la marca a España conlleva algunos cambios respecto a la cadena en Reino Unido. Además de café, ofrecerán bollería y alimentos salados como sandwiches o ensaladas. “Hay productos que en Londres son estrella y que aquí no podríamos traer”, explica Gómez.

La compañía británica controla todo el proceso de producción del café, “desde el origen hasta el final”, como comenta el directivo en España. Cuenta con una tostadora de granos en Londres que es la que surte a todos los países, salvo India, donde está presente la cadena.

Gómez pone el punto clave en el personal. Cada tienda da trabajo de media a 20 personas, con lo que esperan emplear a más de 3.000 personas, la mitad de ellas en la Comunidad de Madrid. Costa Coffee da cursos de formación de tres meses a sus “baristas” para que tengan un “buen conocimiento” del producto que sirven.

Plan a cinco años

Costa coffee en españa

l Tiendas: El objetivo es llegar a las 150 tiendas repartidas por toda españa a través de tres operadoras.

l Inversión: El plan de la compañía contempla invertir entre 40 y 50 millones de euros en España.

l Facturación: Cada tienda, según el plan, facturaría 800.000 euros de media.

l Empleo: La expectativa de la empresa es generar 3.000 empleos.

Un mercado con actores fuertes y ya asentados

El mercado de las cafeterías en España cuenta con actores ya asentados, así como bares tradicionales donde los consumidores puedan satisfacer sus necesidades de café. Sin embargo, según el director de expansión en España de Costa Coffee, Ramiro Gómez “no es un mercado saturado”.

El directivo de la marca en España afirma que Costa Coffee ofrece “un valor añadido” que es la calidad de su café. “Este producto es parte de nuestra cultura y nosotros encontramos un hueco para la marca” explica.

A pesar de tratarse de una franja “premium” del sector, como defiende el director de expansión, Costa Coffee tiene frente a sí a dos cadenas con fuerte presencia en España y, sobre todo, en Madrid, donde la compañía busca centrar sus esfuerzos.

La fusión el pasado verano de Café & Té y Panaria, forzada por el fondo de capital riesgo HIG, fortaleció a ambas cadenas, que cuentan con 250 establecimientos repartidos por toda España. Además, la marca americana Starbucks, que opera aquí a través del grupo Vips cuenta con otros 75 locales repartidos por Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla.

Entre los planes más a corto plazo de la compañía está la apertura en Barcelona el 20 de noviembre y antes de final de año, se inaugurará su local mejor situado. Será en la madrileña plaza de Callao en diciembre. La empresa británica tiene pensado construir un eje de crecimiento en torno a la Gran Vía.