La CE libera el mercado de telefonía fija para fomentar la competitividad

Libertad para fijar precios en telefonía fija

Libertad para fijar precios en telefonía fija

El sector de las telecomunicaciones fijas se liberaliza. La Comisión Europea ha decidido que los mercados de telefonía fija dejen de seguir una regulación en Europa y tengan libertad para establecer precios. Así lo ha anunciado la Comisión que junto con el resto de Estados miembros consideran que los mercados se deben redefinir y poder así garantizar una mayor competitividad.

Ya es conocido por todos que el sector de las telecomunicaciones es cambiante, siempre atento a cada cambio de tendencia en el consumo y remodelando su estrategia de negocio. Las compañías se adaptan a los cambios, establecen nuevas formas de actuación respecto a sus clientes buscando obtener el mayor beneficio ofreciendo un servicio de calidad. Pero en ocasiones los cambios no vienen por iniciativa propia de las operadoras, sino que la regulación normativa sobre telecomunicaciones se modifica y es cuando las compañías tienen que cumplir con la normativa. En esta ocasión, la normativa ha cambiado pero no para imponer más restricciones sino para quitarlas.

¿Qué mercados quedan liberalizados?

La Comisión Europea contempla que los dos mercados que deben dejar de estar sujetos a una regulación en cuanto al precio son por un lado el mercado minorista de acceso a la red telefónica fija, y por otro lado el mercado mayorista de generador de llamadas en redes fijas. Con esta liberalización se pretende que se genere un mercado más competitivo al poder fijar cada compañía los precios que considere en cuanto a la telefonía fija, competitividad que esperan que fomente el crecimiento económico del viejo continente.

¿Por qué esta liberalización?

El ámbito de la telefonía fija ha sufrido un verdadero varapalo en los últimos tiempos debido a la cada vez mayor presencia de los teléfonos móviles en los hogares, que han sustituido al teléfono fijo como punto de contacto en el hogar. Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), el número de líneas fijas en España desde enero hasta julio ha disminuido en 193.811 líneas respecto a las que había en diciembre de 2013.

Este descenso de líneas fijas junto al descenso de las llamadas realizadas desde el teléfono fijo viene motivado por la predilección del móvil frente al fijo (amplitud de minutos gratis desde el móvil así como el auge de la mensajería instantánea como forma de comunicación), o por la elección de otras alternativas por parte de los consumidores, como por ejemplo llamadas VoIP (llamadas de voz a través de Internet).

La banda ancha, también deberá redefinirse

De momento es el mercado de la telefonía fija el que queda libre para establecer los precios que la compañía en cuestión estime oportunos, pero el mercado de la banda ancha próximamente también deberá ver cómo las limitaciones en cuanto a normativas y reglamentación quedan reducidas. El objetivo de ello es según la Comisión Europea “obtener una inversión y un acceso de banda ancha competitivos”.

Se trata por tanto de generar una mayor competitividad en el mercado en general y según la vicepresidenta de la Comisión Europea, poder acercarse a tener un “verdadero continente conectado”.