Blogs por Alexis Ortega

Mirar más a China

El crecimiento del PIB de China se situó en el 7,3 % en el tercer trimestre en tasa interanual frente al 7,5% del segundo trimestre. El dato refleja la expansión económica más baja desde comienzos del 2009, cuando la tasa de crecimiento cayó a un 6,6%. El débil mercado inmobiliario se convierte en un peso cada vez mayor sobre el sector manufacturero y la inversión. Este dato podría reforzar las expectativas de que Pekín necesitará aplicar más medidas de estímulo para evitar una desaceleración más fuerte. Sin embargo, la estadística fue algo mejor de lo esperado (7,2%) En base trimestral, el crecimiento se situó en el 1,9 %, ligeramente por debajo del 2,0 % del segundo trimestre, pero por encima de las expectativas (1,8%).

Por otro lado, también se publicó, el dato de producción industrial de China que creció un 8,5% interanual durante los primeros nueve meses del año, lo que supone una ligera caída de 0,3 puntos porcentuales frente al primer semestre. En septiembre, la producción industrial creció un 8,0%, un aumento de 1,1 puntos porcentuales frente a la cifra registrada en agosto. Sin embargo, en tasa mensual, la producción industrial en septiembre creció un 0,91 %.

Otros datos divulgados esta madrugada de la economía china destaca el de la inversión en activos de renta fija, un motor clave de la economía china, que aumentó un 16,1% en los primeros nueve meses (comparado con el mismo período del año previo) por debajo del aumento del 16,3% previo e inferior al 16,4% de los primeros ocho meses del año. Las ventas minoristas crecieron un 11,6% interanual en septiembre por debajo de las expectativas del mercado (11,8%) y menor al 11,9 % del mes anterior.

Una serie de datos económicos mediocres y, por momentos, alarmantes presagió en los últimos meses una desaceleración del gigante chino que ahora no parece estar del todo clara. No obstante, el enfriamiento del mercado inmobiliario parece haber restado efecto al impacto de las medidas de estímulo que fueron presentadas anteriormente en el año.

Solo una variable puede compensar el actual clima recesivo, y no se habla demasiado de ellos: la drástica caída del precio del crudo que según algunos analistas impactaría en las economías desarrolladas a razón de 5 décimas más de PIB por caída cesión consolidada de 10 USD/barril. Asimismo, en el caso de la UME, la cesión del tipo de cambio efectivo del EUR cercano al 5%, implicaría un impulso de entre un 0,4%-0,5% más de PIB para la primera mitad de 2015.

En cualquier caso, estas medidas econométricas podrían no funcionar al modo en que históricamente se han comportado dado que estamos en plena recesión de balance y los agentes económicos priman el desapalancamiento antes que plantearse la posibilidad de una nueva inversión rentable o mayor gasto privado.

Desde otro orden de cosas, debemos apuntar que no debemos tomar como conclusión que un mayor superávit comercial en Alemania implique una detracción de crecimiento del resto de las economías de la Eurozona.

Lo cierto es que, mientras se expanda las ventas al exterior germanas, la industria de bienes intermedios (sobre todo de automoción, el mayor sector exportador alemán) de las economías periféricas reciben muchos pedidos que contabilizan como exportación en estas últimas.

El principal mercado creciente en Alemania han sido las economías emergentes y en especial China, donde la primera exporta un 30% de su producción. Recientemente la economia China ha alcanzado la relevancia que tiene EE.UU. si atendemos a las exportaciones totales de Alemania. Pongamos también como claro ejemplo que, en el tipo de cambio efectivo del EUR, la ponderación del renminbi es del 15% frente al 13,5% que presenta el dólar.

Estos pesos se van revisando en función de la estructura del comercio de la Eurozona habiéndose producido el “surpasso” en el grado de importancia de estas dos economías ya en el 2007. El tipo de cambio CNY/EUR ya es más importante para nuestras exportaciones que el USD/EUR. Frente al CNY el EUR alcanzó a princispios de octubre su míimino historico en los 7,7144 CNY/EUR, ligeramente por debajo de los minimos de julio de 2012 (7,7199 CNY/EUR).

Acabamos como empezamos, hay que mirar más a China.

Comentarios

Creo que tenemos las alarmas puestas, y es dificil hacer una valoración correcta. La globalización unida a una situación deteriorada no hace más que avivar las valoraciones de cualquier tipo.
Normas