Apunta a suspensos en Alemania e Italia

Royal prevé un déficit de capital de solo 16.400 millones

Mario Draghi, presidente del BCE
Mario Draghi, presidente del BCE REUTERS

Los suspensos en el test de estrés a la banca europea, cuyos resultados se conocerán el próximo domingo, serán escasos y se concentrarán especialmente en Alemania e Italia, según un informe elaborado por Royal Bank of Scotland.

El test arrojará un déficit de capital de acuerdo con el balance de cierre de 2013 –el que se contempla en la prueba de resistencia– de 16.400 millones de euros. La cifra se reduce sin embargo a 10.200 millones si se toman en cuenta las medidas destinadas a reforzar capital que se han ido adoptando en lo que va de año. La cantidad es además asequible considerando que solo en cocos, el sector ha captado capital Tier 1 este año por 31.200 millones y otros 40.000 millones en acciones.

RBS añade que los sistemas financieros de Alemania e Italia son poco eficientes y están muy fragmentados. Respecto a la banca alemana, considera que habrá entidades de mediano tamaño con déficit de capital tras el test, al tiempo que añade que las valoraciones de las grandes entidades no compensan plenamente por los riesgos estructurales. Y respecto a la banca italiana, destaca los esfuerzos por mejorar la solvencia realizados este año, aunque las entidades medianas aún permanecen débiles en capital y rentabilidad.

 Por otra parte, el ejercicio de transparencia que supondrá el test de estrés no va a ser el inicio del impulso del crédito. “El sistema financiero europeo permanece débil e incapaz de incrementar la financiación en el corto plazo”, sostiene Royal Bank of Scotland.