Envía a la Fiscalía 23 operaciones sospechosas

FROB detecta irregularidades en NCG y Catalunya Banc

Luis de Guindos, ministro de Economía
Luis de Guindos, ministro de Economía EL PAÍS

La Comisión Rectora del FROB ha acordado trasladar al al Fiscalía las irregularidades detectadas en Catalunya Banc y en Novacaixagalicia, tras realizar los informes forensic recibidos. En total, se ha detectado 23 operaciones irregulares, de las que 16 corresponden a Catalunya Banc y siete a la antigua Novacaixagalicia.

Esta remisión se produce justo un día después de que el juez de la Audiencia Nacional, Fernando Andreu, imponga una fianza de 16 millones de euros a Miguel Blesa, y de 3 millones a Rodrigo Rato, ambos expresidentes de Caja Madrid por el caso de las tarjetas 'black'. Con estos fondos el juez quiere garantizar la devolución del dinero gastado con estas tarjetas durante 2003 a 2012.

Según los informes, se estima que los perjuicios económicos ocasionados por estas operaciones, realizadas en su mayoría entre los años 2005 y 2008, ascienden a 900 millones en el caso de la firma catalana y a otros 600 millones en la entidada gallega.

La operativa analizada en dichos expedientes se basa fundamentalmente en operaciones de financiación y refinanciación para la compra de inmuebles y o participaciones en sociedades, refinanciación para la adquisición de sociedades, renegociaciones de préstamos con reducciones de garantías, operaciones de cancelaciñon de deudas (sea por compraventa de activos y donaciones en pago de cualquier figura jurídica análoga), ventas de inmuebles adjudicados, operaciones de inversión en empresas en situaciones precarias desde el punto de vista económico, venta de inmuebles adjudicados y, en general, operaciones que han dado lugar a "importantes pérdidas" para ambas entidades y representan indicios de irregularidad o no responden a una finalidad económica lógica, subraya el FROB.

Y advierte que no está cerrado el capítulo de las irregularidades en las entidades que fueron nacionalizadas y cuya recapitalización fue el motivo para la petición del rescate europeo, por un total de 41.300 millones de euros. “El FROB continúa el análisis de los diversos informes forensic que le están siendo remitidos tanto de las entidades mencionadas como del resto en las que tiene participación en el capital”, señala. Es decir, de Novagalicia –ahora Abanca y donde la investigación está a cargo de la consultora PWC–; Cayalunya Banc –que pasó a manos de BBVA–, Bankia y Banco Mare Nostrum.

El propósito del FROB es llegar al fondo del análisis de presuntos delitos en entidades que han recibido apoyo público para “minimizar, en última instancia, el coste para el contribuyente”. De hecho, el coste público del rescate de Novagalicia fue de más de 9.000 millones de euros, de los que apenas se recuperaron 1.003 millones con su venta a Banesco. Y la inyección de ayudas a Catalunya Banc fue de más de 13.000 millones, frente a los 1.187 millones que pagó BBVA en la subasta. De Bankia, que recibió un total de ayudas por más de 22.000 millones, apenas se han recuperado 1.300 millones con la venta del 7,5% del capital el pasado febrero.