João Amaral sale de la compañía, que reestructura su negocio en Europa

Toshiba elimina la dirección general en España

João Amaral.
João Amaral.

El portugués João Amaral dejará de ser director general de Toshiba España y Portugal a finales del próximo noviembre. La compañía japonesa anunció ayer que reorganiza la estructura de gestión de su negocio en Iberia para adecuarlo al nuevo organigrama de Toshiba Europa. El fabricante de ordenadores ha decidido prescindir de los directores generales locales y apostar por establecer un equipo de directores de unidades de negocio por países que reporten a la central europea que la compañía ha establecido en Alemania.

A partir de ahora, Toshiba tendrá en España tres unidades de negocio, dos dedicadas a ordenadores de consumo (B2C PC) y profesional (B2B PC) y otra a televisión. La primera de ellas estará bajo la responsabilidad de Pedro Moreno; la segunda, a cargo de Emilio Dumas, y el área de televisores será gestionado por Noemi Rodrigo.

Con este movimiento, Amaral, que lleva 14 años en la multinacional, abandonará Toshiba. El directivo era desde febrero de 2011 director regional de la compañía para la Península Ibérica. Además, desde abril de 2013 había asumido la operativa de la filial española tras la salida de Alberto Ruano de la empresa, por discrepancias con la estrategia de la corporación.

El presidente de Toshiba Europa, Damian Jaume, agradeció a Amaral su contribución al crecimiento de la multinacional en la Península Ibérica y aseguró que con la nueva organización buscan fortalecer la presencia de la compañía en el mercado español y portugués, y dar un enfoque renovado a cada una de sus tres unidades de negocio clave.

La medida llega apenas un mes después de conocerse que el gigante japonés va a concentrar recursos y va a llevar a cabo una reestructuración de su negocio de ordenadores con el fin de garantizar que su unidad de informática tenga beneficios en el futuro. Toshiba, que también anunció un recorte global de 900 empleos, detalló que saldrá del mercado de PC de consumo en aquellos países donde no gane dinero (en principio, no afecta a Europa Occidental).