Los expertos avisan de bruscos zigzags en los próximos días

Los analistas técnicos ven la próxima parada del Ibex en los 9.200

Pantalla en el Palacio de la Bolsa de Madrid.
Pantalla en el Palacio de la Bolsa de Madrid.

El fuerte volumen de 4.600 millones de euros que se negociaron ayer en la Bolsa española (un 24% más que la media diaria en lo que va de mes) y la invencible volatilidad –el Ibex llegó a caer un 4,2% y a subir un 0,2%– dieron como resultado una sesión “perfecta”, según David Navarro, gestor especializado en análisis técnico de Inversis. “Estábamos esperando un momento como este; son las grandes oportunidades de compra”, sentencia.

El experto de Inversis ve una señal clara de que puede producirse un rebote a corto plazo: el Ibex está extremadamente cerca del soporte de su tendencia alcista de largo plazo. Eso sí, reconoce el peligro de que la sangría no se pare aquí. Si el nivel de los 9.700-9.800 puntos no surte efecto y las órdenes de venta van más allá, el siguiente soporte del selectivo español está en los 9.200 puntos.

Las alarmas se encienden por el resto de los índices, tanto del Viejo Continente como de Estados Unidos: “El comportamiento no ha sido homogéneo, y esto pone en peligro la tesis de una recuperación inmediata desde los niveles actuales”. Hasta el momento, el Ibex se ha comportado notablemente mejor que el Dax alemán o el S&P. Si ellos caen, es casi imposible un rebote sólido y en solitario por parte del Ibex.

Un escenario similar maneja Roberto Martín, del departamento de análisis de Noesis: “Es crucial que el Ibex contenga las caídas en el entorno de los 9.700 puntos [que coincide con los mínimos anuales de 9.725 que se marcaron en febrero]. En caso contrario, la referencia inmediata son los 9.200 puntos”, asegura.

Niveles clave

El soporte de los 9.200 puntos es un poderoso nivel que debería servir como muralla protectora ante las órdenes de venta, según los expertos consultados.

l El doble techo es la figura técnica que habría dibujado el Ibex al haber fracasado en dos ocasiones el asalto a los 11.200 puntos.

El mínimo de ayer en los 9.774 puntos es un stop para operar al alza a corto plazo.

Desde Cortal Consors, Óscar Germade señala que el nivel actual podría ser de giro, si bien advierte que, de no funcionar, la próxima referencia de soporte estaría situada en 9.400.

Fase correctiva

David Galán, de Bolsa General, comenta que ahora se puede decir claramente que la Bolsas, incluida la española, están en fase correctiva y en tendencia bajista.

“Se ha confirmado un doble techo [una figura bajista según el análisis técnico] en los 11.200 puntos del Ibex. El objetivo potencial de caída son los 8.700-8.800 puntos”, asevera Galán.

Ese objetivo de caída no impedirá que se produzcan “rebotes violentos, que deberían aprovecharse para salir del mercado”, señala David Galán. Es más, advierte que no es momento de abrir posiciones bajistas: “Además, la tranquilidad de los últimos tiempos, con caídas y subidas suaves, en el entorno del 1% en los casos extremos, ha concluido. La corrección de ayer dará rienda suelta a un zigzag con movimientos bruscos”, afirma.

“El miedo a un frenazo económico en Europa, constatado sobradamente por los datos de Francia, Alemania e Italia, junto los malos datos macro conocidos al otro lado del Atlántico y el temor a una nueva crisis griega han sido un cóctel explosivo para la renta variable”, resume David Galán.

Desde MG Valores también señalan que el nivel al que tenderá el Ibex a medio plazo, salvo que reaccione con contundencia desde las cotas actuales, son los 9.200 o, en el mejor de los casos, los 9.400 puntos.

Ángel Pérez, de Renta 4, coincide en ese mágico nivel: una vez perdido el nivel psicológico y redondo de los 10.000 puntos, el soporte sólido está ya en el entorno de los 9.200 puntos.