Minusvalías de 3.300 euros por cliente

La CNMV arremete contra los CFD: dice que el 75% de los inversores pierde dinero

Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.
Elvira Rodríguez, presidenta de la CNMV.

El 75% de los inversores en contratos financieros por diferencias (CFD, por sus siglas en inglés) pierde dinero. Esa es la conclusión que se extrae de un análisis que la CNMV ha realizado de los resultados individuales obtenidos durante casi dos años (desde el 1 de enero de 2012 hasta el 31 de octubre de 2013) por los 8.000 clientes de las entidades más activas en la comercialización de este producto complejo con una cuota de mercado superior al 85%. La CNMV ya había advertido del riesgo de estos productos.

 Los CFD son productos complejos que se caracterizan por su elevado riesgo y cuyas pérdidas pueden superar lo invertido debido al efecto multiplicador que produce su apalancamiento. Por su elevada volatili-dad requieren un seguimiento constante y al no tratarse de un ins-trumento estandarizado y ser negociado de forma bilateral, el provee-dor puede aplicar sus propias condiciones y comisiones.

Del estudio, cuyas conclusiones se han publicado hoy en el Boletín Trimestral de la CNMV, se extrae que la pérdida media por inversor en las empresas analizadas asciende a 3.300 euros, siendo de más de 5.000 euros de media por inversor en alguna entidad y llegando a ser en algunos casos concretos superiores al millón de euros. Ese nivel de pérdidas produce una elevada rotación en este tipo de clientela ya que, aproximadamente, la cuarta parte de los clientes realizan operaciones sólo durante uno o dos meses, abandonando después esta operativa.

La CNMV ha realizado este análisis ante la proliferación, en los últimos años, de entidades y plataformas de internet que se han centrado en la comercialización de este producto complejo y arriesgado entre inversores minoristas. Asimismo, estas empresas realizan campañas de publi-cidad en las que se suelen primar los aspectos positivos del producto frente a la información sobre el carácter complejo de un instrumento que no es adecuado para todos los inversores.

Además, se ha llevado también a cabo una revisión de las campañas publicitarias realizadas en nuestro país por estas entidades, instando a que se corrijan los defectos observados y adaptando dichos anuncios a los principios de la normativa de defensa del inversor.

Advertencia de ESMA

La Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) ya realizó en 2013 una advertencia sobre los CFD dirigida a los inversores que tam-bién fue difundida por la CNMV. En dicha advertencia se destacaba que los inversores únicamente deben considerar la inversión en CFD si cuentan con una experiencia amplia en mercados volátiles, compren-den plenamente cómo funciona el producto (incluidos los riesgos y costes) y disponen de tiempo suficiente para gestionar su inversión.