Ejecutivos del grupo emplearon sociedades en Bélgica

La conexión belga de Gowex

Jenaro García, expresidente de Gowex.
Jenaro García, expresidente de Gowex.

"Vivo de alquiler, mis muebles son de Ikea y mi coche tiene diez años”, dijo ante el juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, el expresidente de Gowex, Jenaro García, el pasado 14 de julio, tratando así de sostener que él no se había enriquecido con la empresa de wifi y que nunca había vendido acciones de la empresa. También el ex director financiero del grupo, Francisco Martínez Marugán, intentó dar una imagen ante el magistrado, en su declaración del 18 de julio, de hombre con pocos recursos económicos: “Vivo en casa de mis padres”, aseguró. Pero se puede vivir con muebles de Ikea y en casa de los padres de uno y al mismo tiempo disponer de millones de euros en el extranjero.

Así lo presuponen fuentes cercanas a la investigación en marcha sobre la compañía fundada por Jenaro García, quienes sostienen que los principales ejecutivos del grupo emplearon sociedades domiciliadas en Bélgica para depositar millones de euros logrados con la venta de acciones de Gowex.

La motivación de abrir dichas sociedades en Bélgica respondería al hecho de que en el país no tributan las plusvalías por venta de acciones, explican las fuentes a las que ha accedido este diario. Las firmas belgas Biotelgy, Eco Energy 1 y Eco Energy 3 están relacionadas con principales ejecutivos del grupo.

Según auto del juez Pedraz de la pasada semana, Eco Energy 1 y Eco Energy 3 vendieron en total más de 200.000 acciones de Gowex justo después de que la firma estadounidense Gotham destapara el escándalo, el pasado 1 de julio. La primera de estas sociedades está a nombre de un ciudadano belga, Michel Yvon René Ramioul, y la segunda es propiedad de Tania Roel Mosquera, exdirectora de marketing de Gowex. Las fuentes consultadas presuponen que Michel Yvon René Ramioul ha actuado en realidad como testaferro de Jenaro García o de Martínez Marugán.

La Fiscalía Anticorrupción ya solicitó en septiembre al juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, el bloqueo y el embargo de una cuenta por valor de 3,7 millones de euros en Renta 4 Banco perteneciente a Eco Energy 3, de la exdirectora de marketing de Gowex.

En su declaración ante el juez, el pasado día 10, Roel Mosquera, imputada, sostuvo que Jenaro García le había entregado acciones de la compañía por valor de 4.000 euros y que, haciendo caso a sus asesores, creó Eco Energy 3 en Bélgica, ante el incremento del valor de los títulos obtenidos.

También Jenaro García empleó una sociedad domiciliada en Bélgica, Biotelgy, que hasta 2012 estuvo situada en Luxemburgo, para mantener más de un 29% del capital de Gowex.

Presuntos delitos

Las fuentes consultadas consideran que los movimientos localizados en las cuentas belgas podrían suponer delitos fiscales y de información privilegiada. El hecho de que las plusvalías por venta de acciones no tributen en Bélgica no supondría que sus propietarios no hubiesen debido declarar previamente la operación. Y la venta de acciones se produjo durante la semana que Gowex, en particular su presidente, Jenaro García, defendió con ímpetu la veracidad de las cuentas de la empresa (Gotham publicó su informe destapando el escándalo el 1 de julio y García no admitió la falsificación de cuentas hasta el día 6), lo que supondría un delito de uso de información relevante.

También señalan las fuentes que la operativa conjunta, empleando los directivos sociedades similares en Bélgica, respondería a una trama urdida con conocimiento de lo que realmente estaba ocurriendo en Gowex. Además llaman la atención sobre el hecho de que fuera Jenaro García, y no la compañía Gowex, quien entregara acciones de su propiedad a Tania Roel y Martínez Marugán, en teoría como bonificación por su trabajo. Aunque el ex director financiero sostuvo ante el magistrado que no se había enriquecido con Gowex, el expresidente del grupo contó al juez Pedraz que en 2013 había entregado a Martínez Marugán un millón de acciones de Gowex.

2008-2010, más de un millón en subvenciones

Gowex recibió 1,1 millones de euros de organismos oficiales para subvencionar proyectos de investigación y desarrollo entre los años 2008 y 2010, según un informe emitido por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude del Departamento de Inspección Financiera y Tributaria el pasado 10 de julio (pocos días después de que fuera destapado el escándalo contable del grupo por la firma estadounidense Gotham). La compañía percibió 0,46 millones de euros en 2008 de organismos públicos; 0,52 millones en 2009, y 0,14 millones en 2010. La Inspección de Hacienda de Sevilla constató que “aunque la mayoría de los gastos subvencionables han sido justificados por Gowex Wireless con gastos de personal propio imputables a los distintos proyectos, otros de esos gastos han sido justificados con facturas falseadas de proveedores interpuestos carentes de realidad económica”.

El informe concluye sobre las subvenciones recibidas que es posible “que nos encontremos ante la situación de que la mayoría o todos los proyectos de I+D justificativos de las subvenciones disfrutadas tengan un soporte falso de trabajos inexistentes llevados a cabo por ese conjunto de empresas fantasma que circulan alrededor de Gowex”.