Plan de marketing: apartados básicos

Publicidad y marketing de musicales
Autor: Matt H. Wade

Cuando se pone en marcha una empresa, es vital establecer una estrategia de comunicación y marketing. Sea cual sea el producto o servicio que se va a vender, hay que constituir un plan de marketing que establezca los objetivos, defina los clientes, el presupuesto, la forma de dar a conocer la compañía al público objetivo, etc. Hoy en día, el plan de marketing es uno de los pilares básicos en la constitución de una empresa, y una de las partidas importante en los presupuestos.

Los principales puntos con los que debe contar un plan de marketing son los siguientes:

Objetivos: se deben establecer los objetivos que se persiguen. Cómo se va a sacar el máximo partido a las utilidades de la empresa, qué pretendemos conseguir, a quién y a cuántos se quiere llegar, etc.

Público objetivo / clientes potenciales: tener claro a quién se dirige la empresa. No se debe vender para todo el público. El producto o servicio debe estar segmentado y definido para que sea un éxito. No a todo el mundo le gusta lo mismo, y, por ello, lo mejor es tener claro en qué dirección va la empres. Identificar el cliente potencial y analizarlo para conocerlo. Si es una empresa o una persona, las características básicas, sus hábitos de compra, lo que buscan

Identificar los beneficios del producto o servicio: para poder vender bien algo, hay que creerse lo que se vende. Analizar y describir los beneficios del producto o servicio, diseño, tecnología, utilidad, etc. para diferenciarlo de tu competencia.

Posicionamiento: la forma en la que el público te ve a ti y a tus competidores. Tener una posición es ganar visibilidad y, por tanto, clientes. Este es uno de los puntos clave en los que la empresa debe poner atención. Invertir en un buen posicionamiento es garantía de que la empresa va a tener éxito.

Tácticas de marketing: definir las estrategias a llevar a cabo para alcanzar los objetivos que se habían fijado. Para ello se deben establecer acciones de publicidad, relaciones públicas, promociones, etc. que estén acorde con el posicionamiento y los beneficios del producto o servicio.

Presupuesto: establecer el dinero que se va a destinar a todas las acciones de marketing. Esto depende, en gran medida, del tipo de empresa y de los objetivos que se hayan marcado, pero se sitúa entre el 5% y el 50%, aunque hay grandes empresas que invierten incluso más. Depende de las posibilidades de cada uno.