Crecerá menos que España este año y el próximo

Hachazo de Alemania a sus previsiones de crecimiento

Fuerte caída de la producción industrial y de la confianza inversora en el país

Un trabajador, en una obra en Alemania.
Un trabajador, en una obra en Alemania. Getty Images

El Gobienro de Angela Merkel ha recortado notablemente las previsiones de crecimiento de su economía para este año y el próximo: en 2014 la locomotora europea crecerá el 1,2% (frente al 1,8% estimado hasta ahora) y en 2015 lo hará a un escaso 1,3% (frente al 2% anterior), según un comunicado del ministerio de Finanzas que comanda Wolfgang Schäuble.

El crecimiento será, así, inferior al registrado por España: un 1,3% en 2014 y un 2% en 2015, según la previsión oficial del Ejecutivo.

El ministerio de Economía (de menor peso específico en el gabinete de Merkel), además, ha hecho un inusual llamamiento al aumento de la inversión en infraestructuras, precisamente cuando en Bruselas se negocia un gran plan de inversión de 300.000 millones de euros.

Sigmar Gabriel, titular de la cartera, ha alertado de "aguas turbulentas" en el futuro económico alemán, que liga a los riesgos geopolíticos y la falta de crecimiento en los socios comercaiales alemanes. Las exportaciones, en todo caso, crecerán el 3,4% este año y el 4,1% el próximo.

Las cifras alemanas confirman los peores temores del mercado, que sufre notables caídas en el último mes y medio a causa de la esperada parálisis económica en la zona euro, y entre los llamamientos de instituciones como el FMI o el BCE para que los países con margen de maniobra fiscal hagan uso de él (referencia muy poco velada a Berlín) y para que se abra la mano en los objetivos de déficit para Francia. Todo, para evitar una tercera recesión.

El enfrentamiento de las posturas de Alemania (que se sigue resistiendo) y Francia ha abierto una brecha más en la zona euro, precisamente cuando debe tomar posesión una nueva Comisión Europea. Tras las reuniones del Ecofin de hoy y el Ecofin de ayer, las negociaciones clave quedan para la cumbre europea de la próxima semana.

Pocas horas antes se había publicado el índice ZEW de confianza inversora, que arrojó la peor lectura desde 2012. El Centro para la Investigación Económica Europea (ZEW) informó, así, de un retroceso de 10,5 puntos, hasta menos 3,6 puntos.

El citado instituto de investigación también alude a "las tensiones geopolíticas y la evolución coyuntural en algunas partes de la zona del euro, que se sitúa por debajo de las expectativas", factores que crean incertidumbre y empañan las perspectivas de crecimiento alemanas. La valoración de la situación actual de la economía en Alemania empeoró en octubre con fuerza 22,2 puntos, hasta 3,2 puntos.

Por si fuera poco, la producción industrial en la zona euro experimentó el pasado mes de agosto un retroceso del 1,8% respecto al mes anterior, la mayor caída del indicador desde septiembre de 2012. Entre los países cuyos datos estaban disponibles, las mayores caídas mensuales de la producción industrial se registraron en Hungría (-5,8%), Alemania (-4,3%) y Croacia (-4,1%), mientras que las subidas más significativas correspondieron a Dinamarca (+6,9%), Portugal (+3,1%) y Países Bajos (+1,3%).