El IPC acaba septiembre en el 0,2%

La luz sube un 2,2% en el último año y resta fuerza a la deflación

El precio de la luz y la menor caída de los alimentos han llevado a la inflación a moderar el ritmo de caída de precios: un 0,2% en el mes de septiembre frente al -0,5% de agosto, según las cifras definitivas publicadas hoy por el INE. En términos mensuales los precios suben un 0,2%.

Así, los precios de la vivienda crecen un 2,2% en términos interanuales, principalmente debido al alza de los precios de la electricidad. El capítulo de "calefacción, alumbrado y distribución de agua" aumenta un 4,3% en 12 meses y un 2,8% mensual. El epígrafe de vivienda añade 0,16 décimas al IPC.

En cuanto a los alimentos, los precios bajan en términos interanuales, un 0,8%, pero el descenso es un punto y medio inferior al del mismo mes del año pasado, con lo que su aportación a la inflación es positiva. Destaca el INE que las frutas frescas se abaratan menos que el año pasado. En paralelo, los transportes (donde se recogen los precios de la gasolina) son el principal factor de descenso de precios.

La inflación subyacente, que no tiene en cuenta alimentos ni combustibles, registró una tasa negativa del 0,1%, y es la primera vez que está en negativo desde que el IPC general entró en negativo hace un año.