Citada el 30 de octubre para prestar declaración

El juez Ruz imputa a la mujer de Sousa por alzamiento de bienes

Manuel Fernández de Sousa
Manuel Fernández de Sousa

El juez del Juzgado Central de Instrucción número 5, Pablo Ruz, ha imputado a María Rosario Andrade, mujer del expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa Faro por alzamiento de bienes o blanqueo de capitales al haber intentado llevarse 5,2 millones de dólares a China.

Así lo han confirmado hoy fuentes jurídicas que han precisado que Ruz ha citado para el próximo 30 de octubre a Andrade para tomarle declaración como imputada.

En septiembre de 2013, se conoció que la mujer del expresidente de Pescanova, María Rosario Andrade, había intentado llevarse a China 5,2 millones de dólares diez días después de que la Audiencia Nacional impusiera a su marido una fianza de más de 350 millones de euros.

Andrade abrió en Portugal una cuenta el 29 de mayo de 2013, a la que el 26 de agosto de ese mismo año llegaron 4 millones de euros procedentes de la sociedad Quinta Do Sobreiro y, dos días después, otros 236.000 euros de la sociedad Kiwi España, de las que es administrador único su marido.

A continuación, se ordenó con cargo a esa misma cuenta una transferencia de 5,2 millones de dólares a nombre de Rosario Andrade a una cuenta en China, transacción que la Unidad de Inteligencia de Portugal bloqueó tras informar a la Fiscalía española.

La orden de transferencia de la cuenta que se abrió en Portugal se habría, presuntamente, justificado como un préstamo, según el informe de la unidad lusa remitido a las autoridades judiciales españolas.

Manuel Fernández Sousa está imputado en el caso Pescanova por presunto falseamiento de información económico financiera, falseamiento de cuentas, de estafa, de uso de información relevante y de impedimento de la actuación del organismo supervisor.

Según el auto en el que se informaba de estos movimientos, los hechos podrían dar lugar a la imputación a Sousa en un nuevo delito de alzamiento de bienes.

El juez Eloy Velasco acordó en su día, a petición de la Fiscalía Anticorrupción, el bloqueo de determinadas cuentas bancarias, depósitos y cualquier producto financiero que figurase a nombre de las sociedades de Kiwi España, Quinta do Sobreiro, Sociedad Anónima de Desarrollo y Control, Sociedad Gallega de Importación de Carbones.