España gana enteros frente a EE UU para el estreno bursátil

Isolux se plantea acelerar la OPV mientras engorda en el exterior

Área de Inquisivi, en Bolivia, donde Isolux aprovechará las aguas para generar energía.
Área de Inquisivi, en Bolivia, donde Isolux aprovechará las aguas para generar energía.

Isolux pisa el acelerador en el exterior con la intención de presentar una empresa lo más internacionalizada posible a sus inversores –tras las recientes emisiones de bonos– y potenciales interesados en la salida a Bolsa que tratará de ejecutar a lo largo de 2015.

Tras varios intentos frustrados, parece que el momento acompaña y el grupo de infraestructuras podría aprovechar la corriente generada por las pretendidas OPV de Aena, Endesa, Naturhouse o Testa para acelerar su oferta pública de valores. Fuentes solventes aseguran que Isolux, que estaría asesorada por Santander y Merril Lynch, está por la labor de debutar en el parqué español frente a la opción de hacerlo en el Nasdaq neoyorquino a través de un vehículo Yieldco (promete alto rendimiento por dividendos), que es el camino elegido por Abengoa y Acciona para poner en valor sus activos internacionales de generación eléctrica.

En este contexto, la empresa que dirigen Luis Delso y Antonio Portela, anunció ayer la firma de un nuevo contrato en Bolivia, este para la construcción de una central hidroeléctrica por 315 millones. La instalación, en la provincia de Inquisivi, incluye dos subestaciones con una capacidad de generación de más de 200 megavatios (MW). El proyecto se llevará a cabo bajo la modalidad llave en mano y el cliente es la Empresa Nacional de Electricidad (ENDE).

Isolux Corsán acumula 3.000 MW en proyectos de generación eléctrica y tiene otros 1.500 MW en construcción en distintos países. Entre los más destacados figuran la central de ciclo combinado de Rosarito, en Baja California Norte (México), en funcionamiento con 274 MW de potencia, y la construcción de otras dos plantas en Bangladesh, Bibiyana South y Siddhirganj, con un total de 740 MW y más de 500 millones de presupuesto total.

Reunión de jefes

Isolux Corsán viene de celebrar a finales de septiembre una convención de directivos en Getafe (Madrid). En ella ha participado algunos de sus principales ejecutivos fuera de España y se trataba, según las fuentes consultadas, de centrar la estrategia ante el reto de dar el salto al parqué, intentar amortiguar fuera la caída de la obra civil en España, y asentar recientes cambios en el equipo directivo.

La cita ha sido más restringida que en anteriores años y no ha trascendido prácticamente ni en la propia empresa.

En agosto este periódico adelantó el fichaje de Enrique Barreiro, procedente de Abengoa, para conducir la expansión internacional de Isolux. Se trata de un experto en proyectos industriales en América que ha desarrollado buena parte de su carrera en México, Estados Unidos y Canadá. Barreiro ha ocupado el puesto de Óscar Vía, que pasó a la secretaría general del grupo.

La sexta constructora española por volumen de negocio facturó 3.202 millones en 2013, con el 77% de las ventas cosechadas fuera de España (un 55% del total en América). El año pasado el 95% del volumen en nuevos contratos fue recolectado fuera de España. Su cartera al cierre del último ejercicio fue de 49.107 millones, con un 86% en el exterior.

Cambio de paso desde el plan de cotizar en Brasil

- El último intento de salida a Bolsa de Isolux se produjo en Brasil, en marzo de 2012 y a través de Isolux Infrastructure, filial que engloba las actividades de concesiones de autopistas, líneas de transmisión y energía solar.

- Tras buscar unos 650 millones en el parqué brasileño, se decidió dar entrada al fondo PSP en la filial de infraestructuras. La entidad financiera aportó 500 millones, una cifra a la que se sumaron otros 100 millones de euros inyectados por la propia Isolux Corsán.

- Antes de su potencial salida a Bolsa, la dirección financiera lleva meses trabajando en la reestructuración de la deuda de la compañía. La corporativa marca unos 1.100 millones y unos 300 millones son de vencimiento a corto plazo, con Santander y Société Générale como principales acreedores.

- En junio Isolux completó la ampliación de una remesa de bonos con 250 millones emitidos que se suman a los 600 millones que la compañía de infraestructuras tenía ya vendidos en marzo. La primera colocación de deuda del grupo paga un 6% de interés con vencimiento a siete años.

- La expansión por Brasil y México marcaron las estrategia en 2013, mientras en el presente 2014 el protagonismo se lo ha llevado Estados Unidos. La empresa española ganó en abril su primera autopista en concesión en ese país, donde ya venía operando en los negocios de líneas de transmisión y centrales solares.

- La semana pasada fue la del anuncio de la precalificación para concursar por las obras de la línea de alta velocidad de California. Isolux Corsán forma equipo con la californiana Parsons Transportation Group y busca participar en la electrificación e instalación de sistemas ferroviarios entre San Francisco y San José.

El programa está valorado en 1.500 millones de dólares. La previsión es que entre en funcionamiento en 2019. La solicitud de oferta se espera a principios del año 2015.