Más reformas consolidarán el crecimiento, según el Gobierno

Felipe VI anima a las pymes a hacer negocios en Latinoamérica

El Rey Felipe VI en la clausura de la 25 asamblea de CEAL.
El Rey Felipe VI en la clausura de la 25 asamblea de CEAL.

Debemos seguir potenciando la mayor protección de las empresas y apostando por el comercio interregional, en el que las pymes deben tener una participación más relevante”. Así lo afirmó el Rey Felipe VI el viernes en la ceremonia de clausura de la 25 asamblea del Consejo Empresarial de América Latina (CEAL). El monarca señaló que es deseable un flujo bilateral de inversiones más igualitario entre las compañías españolas y las latinoamericanas, y que España seguirá apostando por la cohesión, el fortalecimiento interno y una mayor proyección del “espacio iberoamericano”.

El jefe del Estado destacó que, desde España, se está intentando promover la circulación de profesionales cualificados en el ámbito latinoamericano. Según Felipe VI, “esta mayor movilidad de talentos podrá contribuir a articular una cultura empresarial iberoamericana mucho más sólida y definida”. Asimismo, el monarca hizo hincapié en la puesta en marcha del llamado Capítulo Ibérico de CEAL, al que se comenzaron a incorporar socios en enero de 2014, tras el nombramiento de su consejo directivo.

Más reformas

“Mapfre en América Latina es de cada uno de los países donde tiene presencia”

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, se mostró satisfecho por “el esfuerzo y la pujanza de las empresas latinoamericanas e ibéricas”. Remarcó que los procesos reformistas en ambos continentes han contribuido a ellos. Soria aclaró que “no solo no podemos darlos por concluidos –sería mala señal–, sino que hay que acentuarlos”, porque redundarán en mayores volúmenes de inversiones e intercambios comerciales. El ministro tomó como ejemplo la reforma energética que, según él, se sustenta en dos pilares fundamentales, un sistema más competitivo y una mayor seguridad de suministro energético.

La responsable del Ministerio de Fomento, Ana Pastor, subrayó que España es “un país ideal para invertir”. Y añadió que “queremos más inversión y mayor presencia de empresas latinoamericanas”. Pastor cifró en 9.787 millones de euros las licitaciones adjudicadas en Latinoamérica a empresas españolas entre enero y agosto de 2014.

La ministra declaró que las oportunidades darán lugar a muchos beneficios para la sociedad y la economía. Y apostilló que las relaciones entre España y América Latina “están selladas ya por la historia, sobre todo por el futuro”. Pastor agradeció al presidente de Telefónica, César Alierta, la organización de esta asamblea.

Por la integración
El presidente de Repsol, Antonio Brufau, usó su intervención en la sesión De Multilatinas a Globalatinas para explicar que América Latina necesita una integración fuerte y que se deben romper las barreras entre sus países. Según él, el continente está “dividido en dos o tres partes” a causa de los tratados de libre comercio, que benefician a sus firmantes, pero no a la región en su conjunto. El directivo de Repsol remarcó que España cuenta con la fortuna de pertenecer a la Unión Europea, lo que posibilita las conexiones comerciales, energéticas y de telecomunicaciones entre diferentes estados.

El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, explicó que la aseguradora “no reniega de sus orígenes españoles, pero en América Latina, somos de cada uno de los países donde tenemos presencia”, también a través de su fundación. El ejecutivo destacó que la experiencia adquirida por las compañías españolas en la región iberoamericana ayuda a competir en cualquier mercado. Mapfre cuenta con sedes en EEUU, Turquía, Italia o Alemania, entre otros países.

El presidente de Indra, Javier Monzón, sostuvo que las empresas deben producir con el objetivo de resolver los problemas de los ciudadanos, como puede ser la educación en Iberoamérica. Para ello, “la tecnología es imprescindible”, recalcó Monzón. El directivo hizo hincapié en que las firmas globales deben ser capaces de “producir y vender sus bienes, así como captar talento en todo el mundo”.

“México es muy atractivo para el capital español”

El presidente del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce), Valentín Díez Morodo, afirma que el inversor español tiene una actitud más positiva que durante los últimos años. “España se está animando a proporcionar su experiencia en campos donde el país es un ejemplo a seguir, como la energía y las infraestructuras”, señala.

El consejero de OHL y Telefónica en México –que también colabora con Vega Sicilia y Eulen– asegura que España es “número uno” en su experiencia empresarial y sus conocimientos en materia tecnológica. Díez Morodo argumenta que “ahora que la crisis está empezando a pasar, hay una oportunidad muy buena para la entrada de capital español en distintos sectores de la economía”. Con el Pacto por México ideado por el presidente Enrique Peña Nieto, el país centroamericano acaba de poner en práctica 11 reformas –en infraestructuras, energía, telecomunicaciones, hostelería y educación, entre otros– que han convertido a México en “un atractivo muy importante para todo el capital español”, dice el directivo.

Díez Morodo afirma que los frutos producidos por la asamblea de CEAL celebrada esta semana en Madrid tendrán gran visibilidad en la 20 Cumbre Iberoamericana, que tendrá lugar en México el 7, 8 y 9 de diciembre.