Protestan por las políticias del BCE

Choques en Nápoles entre policía y manifestantes

Policías antidisturbios utilizan un cañón de agua para dispersar a los manifestantes durante una protesta contra las políticas del Banco Central Europeo (BCE) en Nápoles (Italia) hoy. Ver fotogalería
Policías antidisturbios utilizan un cañón de agua para dispersar a los manifestantes durante una protesta contra las políticas del Banco Central Europeo (BCE) en Nápoles (Italia) hoy. EFE

La expectación por las decisiones hoy del Banco Central Europeo no solo está en los mercados. Esta vez también hay revuelo en las calles, y más concretamente en las de la ciudad italiana de Nápoles, donde se celebra hoy la cita de la institución, que tradicionalmente dos veces al año mantiene la reunión de política monetaria fuera de su sede central en la ciudad alemana de Fráncfort.

Las inmediaciones del Museo di Capodimonte, donde están reunidos los miembros del consejo de Gobierno del BCE, y el centro de Nápoles presentan hoy una fuerte presencia y actuación policial porque grupos anticapitalistas se han manifestado muy violentamente en contra de la política monetaria del BCE.

Así, cientos de manifestantes se enfrentaron hoy a los policías antidisturbios fuera del palacio Capodimonte. Las imágenes de televisión mostraban a policías con indumentaria antidisturbios impidiendo a los manifestantes entrar al terreno del palacio del siglo XVIII, donde el presidente del BCE, Mario Draghi, ofrece una conferencia de prensa tras la reunión.

Los manifestantes cantaron eslóganes y marcharon tras una pancarta que decía: "Inseguridad laboral, pobreza, paro, especulación ¡Liberémonos del BCE!". Los cánticos atacaban las políticas de austeridad y los recortes de gastos y empleos que dijeron que estaban impuestos por Bruselas.

Los helicópteros sobrevolaban una multitud que la policía calculó en unas 600 personas. Hubo manifestantes enmascarados que lanzaron botes de humo y petardos, mientras que los policías respondieron con gas lacrimógeno y un cañón de agua. Italia, en su tercera recesión en seis años, pasa por un bache que el Gobierno dice que lleva a una mayor contracción económica que la de la Gran Depresión de 1929, con el sur de Italia especialmente afectado.

El BCE ha reducido los tipos de interés hasta niveles cercanos a cero y comprará activos para estimular el crédito en la economía de la zona euro. Draghi ha pedido a los gobiernos que hagan su parte para impulsar la confianza haciendo más productivas y competitivas sus economías.