El Ministerio de Industria estima que llegarán más modelos e inversión a España a corto plazo

El automóvil europeo rueda lento hacia la recuperación

Volkswagen ha presentado en el Salón de París el Polo GTI Ver fotogalería
Volkswagen ha presentado en el Salón de París el Polo GTI EFE

El Salón Internacional del Automóvil de París sonríe con cautela. Las cifras de ventas en el mercado europeo son buenas, reflejan crecimiento después de seis años consecutivos de caídas, pero no son brillantes. “El mercado europeo está en este momento en volúmenes un 20% inferiores a los que tenía en 2007 y la recuperación será lenta”, afirmó ayer Carlos Goshn, presidente de la alianza Renault-Nissan. Y así va a continuar, a tenor de las palabras de los directivos. “No hay condiciones para esperar una recuperación rápida y fuerte del mercado”, recalcó Goshn, apuntando que la venta de vehículos crecerá en un entorno del 2% o 3% durante varios años hasta ir recuperando los volúmenes. Se vende más que en 2013, sí, pero poco.

En este entorno, sin embargo, hay algunas excepciones. “Las cifras de ventas de los mercados europeos no son emocionantes salvo en Reino Unido y España”, declaró ayer Karl Thomas Neumann, presidente del grupo Opel ante los medios. También la fábrica de Ford de Almussafes en Valencia está a punto de alcanzar la saturación de la producción, gracias a la introducción el mes pasado del nuevo Mondeo y con la llegada del S-Max el año que viene. El presidente de Ford España, José Manuel Machado, afirmó a Ep en el Salón de París que la planta podría superar un volumen de producción anual de 450.000 unidades anuales con estas nuevas adjudicaciones. Machado sí destacó que estas previsiones de producción dependen de la demanda y de la evolución del mercado, por lo que es clave el alza de las ventas.

La buena marcha de las matriculaciones en el país, que solo en el mes de septiembre se incrementaron un 26%, hace pensar en recuperación de la industria del motor español. “Volkswagen mira al mercado español con bastante confianza”, refrenda en este sentido Francisco Pérez Botello, presidente de Volkswagen Audi España, apoyándose en las cifras de crecimiento. Para el directivo español, “la apuesta gubernamental por el automóvil con planes como el PIVE se leen como señales positivas a la hora de asignar producción” por lo que abogó por mantener estos incentivos al menos “hasta que el mercado alcance unos volúmenes de 1,2 millones de vehículos vendidos al año”.

Así, la propia secretaria general de Industria, Begoña Cristeto, señaló durante su visita al Mondial (como se conoce esta cita en francés) que las plantas españolas de fabricación de automóviles recibirán próximamente la adjudicación de nuevos modelos y serán objeto de “importantes” inversiones por parte de los fabricantes de vehículos. La secretaria destacó, sin desvelar el monto de las inversiones a las que se refiere, que las grandes cantidades de dinero que están destinando las marcas a fabricar sus nuevos modelos en España son “un síntoma” de la competitividad y calidad de los centros. Las adjudicaciones que llegarán ponen de manifiesto, en su opinión, la relevancia que tienen las instalaciones industriales españolas para sus matrices.

En este mismo sentido se manifestó el propio Neumann sobre su planta de Figueruelas (Zaragoza). El directivo señaló que la fábrica “es una parte muy importante de la estrategia de Opel”. La adjudicación de la fabricación del todoterreno Mokka a la factoría responde, en buena parte, a “la elevada rentabilidad” de la instalación respecto de los centros de otros países. La producción total de vehículos en España ha crecido un 11% entre enero y agosto de este año.

Sin embargo, una posible amenaza ensombrece aún más las perspectivas de crecimiento de la industria y pone sobre la mesa la posible pérdida de competitividad de la industria europea frente a sus rivales asiáticos o estadounidenses: el posible incremento de la obligación de reducción de emisiones de CO2. Sin dejar de recalcar su compromiso con los objetivos de menor contaminación para 2020 (que están fijados en 95 gramos de CO2 emitido por kilómetro recorrido), el presidente mundial de Volkswagen, Martin Winterkorn lanzó una severa advertencia a los políticos europeos:“Los objetivos para 2020 ya son ambiciosos, hay que cumplirlos pero no se puede dar el tercer paso sin haber dado el primero”. Winterkorn señaló que “cada reducción de un gramo de CO2 en las emisiones de un coche implica unas inversiones en I+D de más de 100 millones”. En general, los directivos de la industria están comprometidos con la reducción de emisiones pero piden una decisión equilibrada a Bruselas, que tenga en cuenta el impacto que produce en la fabricación en Europa.

Con estos mimbres, las marcas hacen gala en el Mondial de sus mejores avances en tecnología y reducción de emisiones de CO2. Con el denominador común de menores emisiones, el Salón es una sorpresa continua, con diseños rompedores con los que los fabricantes procuran diferenciarse entre ellos y atraer al nuevo consumidor, al conductor más joven. Las marcas, al contrario de lo que ocurría en ediciones anteriores, se están distanciando cada vez más en cuestiones de estilo con el diseño, la conectividad y la personalización como bastiones.

“La conectividad es imprescindible para captar al público más joven”, señalaron los directivos, que siempre dirigen su mirada a los teléfonos móviles que hay encima de la mesa cuando llegan a este extremo. Además, la diferenciación y la personalización de los componentes son vitales en un mercado como el europeo, ya maduro, en el que los conductores buscan salirse de la masa, sobre todo en los segmentos premium.

Volkswagen: 10 millones de entregas en 2014

El consorcio automovilístico alemán Volkswagen mantiene una previsión de cerrar el ejercicio 2014 con 10 millones de vehículos entregados en todo el mundo gracias a la positiva evolución de las matriculaciones en lo que va de año.

Cifra que, según destacó su presidente, Martin Winterkorn, supone el cumplimiento “cuatro años antes de lo previsto” del objetivo recogido en el plan estratégico de la empresa, que contemplaba comercializar 10 millones de automóviles al año para 2018.

La firma prevé cerrar el año como líder del mercado español, por delante de Seat y Peugeot, lo que le convertirá en el primer fabricante en repetir el liderazgo por tercer año consecutivo desde 2005, según precisó el presidente de Volkswagen-Audi España, Francisco Pérez Botello.

El responsable de la empresa en España apuntó que el mercado español está experimentando un gran crecimiento gracias a los incentivos a la compra incluidos en el Plan PIVE. Unas ayudas que en su opinión se debería mantener en el tiempo, “al menos hasta que las ventas alcancen 1,2 millones de unidades al año”. Pérez Botello subrayó también que las estimaciones que maneja el grupo no prevén alcanzar un volumen de matriculaciones de 1,2 millones hasta 2016.

Renault: Plantea trabajar los domingos

El director de producción y logística del consorcio automovilístico francés Renault, el español José Vicente de los Mozos, se mostró a favor de que las fábricas que posee la compañía en España (Valladolid, Sevilla y Palencia) puedan trabajar los domingos, como una medida para mejorar la competitividad.

De los Mozos indicó que contar con el domingo como un día de trabajo en las fábricas puede ser una medida que permita aumentar la flexibilidad de los centros productivos y aseguró que son los sindicatos los que tienen que dar un “paso adelante” en este sentido.

Por otro lado, el directivo de Renault afirmó ayer que la previsión de producción de la compañía para el presente ejercicio contempla alcanzar un volumen de fabricación de unas 330.000 unidades entre las plantas de Valladolid y Palencia, donde se ensamblan los modelos Captur, Twizy y Mégane.

En este sentido, el ejecutivo de Renault indicó que la factoría vallisoletana de la compañía cerrará 2014 con un volumen de fabricación de más de 200.000 unidades, gracias, principalmente, al empuje del nuevo modelo Captur, con tres turnos de trabajo, y del eléctrico Twizy, mientras que en Palencia el volumen superará las 130.000 unidades.

Seat: Crece el empleo fijo en Martorell

Seat apoyará en el buen rendimiento en ventas del modelo León su crecimiento para finales de año, que implicará un 10% más de ventas que en el año anterior. “En 2013, las matriculaciones del León se incrementaron en un 44% y, en 2014, ya han crecido un 60%”, afirmó el presidente de la firma, Jürgen Stackmann, en París.

Sin embargo, el directivo descartó que estas buenas cifras puedan adelantar su objetivo de llegar al equilibrio en las cuentas, que está fijado para 2018. Tras describir la situación de la planta española de Martorell, con la producción del Ibiza en dos turnos “muy eficientes”, según sus palabras, y la del Audi Q3 y Seat León en tres turnos, desveló un incremento de la contratación fija, desde ayer, de 200 nuevos empleados. Del futuro del Q3, Stackmann aseguró que aún es pronto para hablar.

El presidente de Seat también se refirió al nuevo SUV que se desarrolla conjuntamente con Skoda. Stackmann tampoco descartó el desarrollo de un segundo SUV de menor tamaño.

Mikel Palomera, director de Seat España, explicó por su parte que la marca terminará probablemente en la segunda posición del ránking del mercado, con una cuota del 8% de un mercado que calculó entre 830.000 y 845.000 unidades.