Los ingresos superarán los 60.000 millones

Hacienda prevé para 2015 la mayor recaudación de IVA de la historia

El principal impuesto indirecto aportará casi el doble de recursos al Estado que en 2009

Presupuestos 2015: Recaudación de los principales impuestos Ampliar foto

Si las previsiones de ingresos tributarios se cumplen, algo que no ha sucedido nunca durante esta legislatura, la recaudación de los impuestos estatales alcanzará en 2015 los 186.111 millones, un 5,4% más que el año anterior. Así lo reflejan los Presupuestos, que Hacienda asegura que son conservadores. Un incremento que se explica sobre todo por la buena evolución esperada del IVA, el principal impuesto indirecto que recae sobre los consumidores finales. Según las cuentas del Ejecutivo, Hacienda recaudará 60.260 millones solo por IVA, la mayor cifra jamás registrada en la historia de un tributo que entró en vigor en 1986. En porcentaje sobre el PIB estimado para 2015 –que incluye la nueva fórmula de cálculo propuesta por Bruselas–, los ingresos derivados del IVA alcanzarán el próximo ejercicio el 5,5%, un nivel equivalente al registrado en 2005 y 2006. Sin embargo, el ratio de ambos años se reducirá unas décimas cuando el INE recalcule el volumen de PIB con las nuevas normas contables.

Los ingresos por IVA tocaron suelo en 2009, cuando la recaudación cayó hasta los 33.567 millones frente a los 55.851 millones obtenidos dos años antes. Es decir, 24 meses bastaron para que los ingresos por IVA retrocedieran un 40%. Ante las presiones de Bruselas, el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero elevó los tipos del IVA en julio de 2010 y el gravamen general pasó del 16% al 18%. En 2012, con las cuentas públicas arrojando cifras elevadas de déficit público, fue el Ejecutivo de Mariano Rajoy quién recurrió a la misma medicina y subió tres puntos el IVA hasta el 21%. Además, el tipo reducido pasó del 8% al 10%.

España, que históricamente había mantenido gravámenes por debajo de la mayoría de países europeos, ahora se encuentra en torno a la media. Ello, junto a la recuperación del consumo que prevé el Gobierno explica que, por primera vez, la recaudación del IVA pase el umbral de los 60.000 millones de euros, un 79,5% más que en 2009. Según las estimaciones del Gobierno, la demanda nacional aportará 1,4 y 1,8 puntos al crecimiento en 2014 y 2015. Tasas positivas que no se alcanzaban desde el inicio de la crisis.

Según las previsiones del Gobierno, el único gran impuesto que perderá peso en 2015 será el IRPF. Aunque su reducción será mínima. La recaudación del tributo más importante del sistema fiscal español alcanzará los 72.957 millones, un 0,6% menos que el cierre previsto para este ejercicio. La ligera caída se explica por la reforma fiscal del Gobierno que incorpora una importante rebaja de los tipos impositivos que no provocará un descenso de los ingresos en la misma proporción porque Hacienda confía en que un mayor número de contribuyentes tenga trabajo y, por lo tanto, abone el tributo.

El impuesto sobre sociedades, el tercer tributo más importante por recaudación, aportará el próximo año a las arcas públicas 23.577 millones, un 20,4% más que los ingresos previstos para este ejercicio. Así, a pesar de que el tipo nominal del impuesto sobre sociedades bajará el próximo año del 30% al 27%, la prórroga de ciertos recortes en las bonificaciones permitirá elevar la recaudación. En cualquier caso, los ingresos del impuesto sobre sociedades se mantienen muy lejos de los 44.823 millones logrados en el año 2007. De hecho, España es uno de los países de la Unión Europea que menos recauda por el tributo que grava los beneficios empresariales.