La operación creará el mayor grupo hospitalario privado

Competencia aborda la fusión de IDC y Quirón en un mes

Víctor Madera, presidente de IDC, en una imagen de 2005.
Víctor Madera, presidente de IDC, en una imagen de 2005.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia se pronunciará en un mes sobre la fusión acordada entre los grupos IDC (antes Capio) y Grupo Hospitalario Quirón.

Las compañías anunciaron el acuerdo de fusión el pasado mes julio (después de que este diario avanzara la operación), una operación que les permite crear un grupo con 40 hospitales y una plantilla de 24.000 trabajadores y 6.200 camas, “el grupo hospitalario más importante de España y el tercero a nivel europeo, tanto en número de centros asistenciales como de plantilla”.

La nueva compañía estará co-presidida por María Cordón (Quirón) y Víctor Madera (IDC). La sociedad de capital riesgo CVC, dueña en España de Deoleo, R Cable y accionista de Abertis, entre otras, se convertirá en el socio de referencia de la nueva compañía hospitalaria al sustituir al fondo Doughty Hanson en el accionariado de Quirón.

“El nacimiento del nuevo grupo supone la implantación en España del modelo de concentración hospitalaria de gestión privada que ya se ha puesto en marcha en los principales países europeos, como Alemania, Francia e Inglaterra”, informó en julio en un comunicado la empresa resultante.

Antes de la fusión, Quirón aseguraba en su web ser el primer grupo hospitalario de España en número de pacientes atendidos y en superficie asistencial (en total gestiona 45 centros sanitarios), más de 2.250 camas hospitalarias, 6.500 médicos vinculados, 7.000 empleados y 600.000 estancias hospitalarias al año.

IDC Salud, según su web, gestiona cerca de 30 centros hospitalarios en España. Entre ellos los madrileños Fundación Jiménez Díaz, Hospital Universitario Infanta Elena, Hospital Universitario Juan Carlos, Hospital Público de Collado Villalba, Hospital Sur (Alcorcón) y las clínicas La Luz, en el centro de la capital, y Alcalá de Henares. La compañía presidida por Víctor Madera, según datos del año 2012, emplea a 9.041 profesionales y cuenta con 2.090 camas. Ese año registró 460.410 estancias hospitalarias, atendió más de 2,4 millones de consultas y llevó a cabo 139.876 intervenciones quirúrgicas.

La familia Cordón controlaba el grupo Quirón hasta que Doughty Hanson adquirió la mayoría del capital en 2012. La firma de inversión promovió ese año la fusión de USP Hospitales con Grupo Hospitalario Quirón. Uno de sus fondos compró una participación minoritaria en Quirón y prácticamente al mismo tiempo convenció a la familia Cordón en intercambiar su participación mayoritaria en la empresa de hospitales a cambio de otra participación menor en la compañía que resultaría de la fusión de Quirón con USP Hospitales, que a principios de ese mismo año había comprado Doughty Hanson por 355 millones.

Víctor Madera ha estado al frente de los hospitales IDC desde finales de los años noventa. En 1998 CVC adquirió Ibérica de Diagnóstico Cirugía (IDC), con Madera al frente; con CVC como primer accionista el grupo hospitalario se hizo en 2002 con la Fundación Jiménez Díaz, en Madrid, tras comprometerse a asumir una deuda superior a los 58 millones. En 2005 CVC vendió IDC al grupo sueco Capio y Víctor Madera pasó a formar parte de la multinacional sueca hospitalaria controlando el 5,1% del capital y convirtiéndose en su vicepresidente. Un año después la firma de inversión Apax se hizo con Capio en una operación valorada en cerca de 2.000 millones. En 2011 CVC volvió a comprar la división española de Capio por 900 millones de euros manteniendo a Víctor Madera al frente de la gestión del grupo hospitalario.