Moodys revisa al alza sus previsiones

España y Reino Unido impulsan las ventas de coches en Europa en 2014

Los mercados de España y Reino Unido crecerán un 15% y un 8% respectivamente.

Para el año 2015, la agencia estima un crecimiento del 1,6% en el continente

Concesionario de Renault en Francia
Concesionario de Renault en Francia

Las ventas ascendentes en el mercado de automóviles en España y Reino Unido impulsan las del Viejo Continente al alza. Un informe de la agencia de calificación Moodys sobre el mercado automovilístico global revisa al alza las previsiones de ventas europeas gracias al tirón de los mercados español y británico. En concreto, las matriculaciones europeas crecerán un 4,7% a cierre de 2014, hasta los 13,4 millones de unidades, frente al 2% pronosticado por la agencia en febrero.
Moodys también ha revisado sus expectativas de venta de coches para España a cierre del año. En concreto, la agencia estimaba unas matriculaciones para el acumulado de 2014 de 755.000 unidades frente a los 723.000 vehículos que se matricularon en 2013. Sin embargo, la última revisión de la empresa coloca las matriculaciones españolas en 830.000 unidades en 2014, un 14,7% más de lo que vendieron el anterior. Estas previsiones están sin embargo por debajo del consenso del sector español del motor, que ya coloca las ventas a finales de año en 850.000 unidades.
Razones para el ascenso
Moodys afirma que este incremento del mercado se basa en “que las economías están expandiéndose gradualmente, en que el desempleo se está reduciendo y en que la confianza de los consumidores está mejorando”. Además, para el caso concreto de España, la agencia señala la importancia que tiene para este crecimiento “la renovación por parte del Gobierno de los planes de achatarramiento que subvencionan la compra de vehículos nuevos”, en referencia a las sucesivas ediciones de los planes PIVE.
Los otros tres principales mercados europeos también crecerán en 2014 pero de manera más modesta. La agencia estima un 3,5% de crecimiento para Alemania, un 1,1% para Francia y un 3,2% para Italia. Estos porcentajes representan una mejoría respecto del cierre de 2013, cuando se registró una caída del mercado alemán del 4,1%, del francés de un 5,7% y del 7% en Italia.
Moodys sólo ha revisado a la baja las perspectivas para Francia, de un 2,5% de crecimiento estimado para 2014 en febrero al 1,1% actual. Se basa en la atonía de la economía del país y en las altas tasas de desempleo, que no remiten.
Para el próximo año 2015, la agencia también ha revisado las previsiones al alza, hasta los 13,68 millones de vehículos vendidos, lo que implica un crecimiento respecto del cierre de 2014 de un 1,6%. Moodys estima que “se mantendrán la mejoría gradual de la economía y la confianza de los consumidores de la región europea” pero entiende que “el crecimiento en la zona euro será más lento” que en los ejercicios precedentes “en un rango entre el 1% y el 2%”.
Para España, Moodys dibuja un escenario también de crecimiento para 2015, hasta las 860.000 unidades vendidas en el año, un 3,6% más que el año anterior. La anterior previsión se quedaba en las 800.000 unidades.
Pese a la progresiva tendencia ascendente de los mercados, el informe de Moodys sí señala que “la demanda en Europa del oeste (como la denominan por oposición a los países del Este) se mantendrá sin embargo en niveles muy por debajo de los registrados antes de la crisis, cuando en Europa se vendían 14,8 millones de coches.