Valora positivamente el Anteproyecto de Ley de Servicios Profesionales

Funcas aboga por profundizar en la reforma de los servicios profesionales

La Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas) advirtió ayer que, a pesar de haber adoptado ya medidas –las llamadas Ley Paraguas y Ley Ómnibus de 2009, y la Ley de Garantía de la Unidad de mercado– que impulsan la liberalización del ejercicio profesional, “España es uno de los países de la Unión Europea en los que más se regula y controla el ejercicio de las profesiones liberales”. La conclusión, según los profesores de la Universidad del País Vasco María Paz Espinosa, Aitor Ciarreta y Aitor Zurimendi, autores del libro Reforma del mercado de servicios profesionales tras la Directiva Europea de Servicios, publicado por la misma organización, es que “la reforma de los servicios profesionales no debe quedarse a medio camino”.

Los autores hacen especial hincapié en el Anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales, cuya última versión conocida –fechada el 7 de julio pasado y, hasta el momento, no confirmada por su impulsor, el Ministerio de Economía– prevé una reducción de las profesiones de colegiación obligatoria, la posibilidad de inscribirse a cualquier colegio del territorio español independientemente del domicilio profesional, un límite a las cuotas colegiales y la creación de un registro de peritos elaborado por Economía, en lugar de los colegios profesionales. Los autores del estudio valoraron positivamente todos esos aspectos.

“¿Es cierto que estas son barreras para la liberalización?”, se preguntan, sin embargo, fuentes de la Unión Profesional. “Habría que hacer un balance serio entre estas supuestas limitaciones y las ventajas que acarrean para la ciudadanía, en términos por ejemplo de control y de seguridad. Lo que hasta ahora no se ha hecho”, añade. Según las mismas fuentes, la elaboración del anteproyecto, cuya primera versión se dio a conocer hace año y medio, se encuentra en punto muerto.