Le impide pagar dividendo hasta 2015

La Fed penaliza a la filial estadounidense de Santander

Janet Jellen, presidenta de la FED.
Janet Jellen, presidenta de la FED.

Santander Holdings USA, filial en Estados Unidos de la entidad, ha llegado a un acuerdo con la Reserva Federal de EE.UU (Fed) según el cual ni el banco ni sus filiales podrán distribuir dividendo alguno sin autorización previa de la institución presidida por Janet Yellen.

El acuerdo alcanzado entre la entidad y la Fed se produce después de que Santander Consumer USA, la financiera de coches de la que Santander Holdings es accionista mayoritario, distribuyera dividendo en el segundo trimestre de 2014.

El rechazo de la Reserva Federal en marzo al plan de capital de Santander Holding para 2014 prohibía a la entidad distribuir cualquier tipo de dividendo, incluidos los de su subsidiaria no bancaria Santander Consumer USA, por lo que considera que el dividendo abonado en el segundo trimestre no estaba autorizado.

Según los términos del acuerdo publicado hoy, “Santander Holdings no podrá declarar o pagar ningún dividendo sin la aprobación previa por escrito” de la Reserva Federal, así como tampoco realizar ninguna distribución de capital sin permiso.

Asimismo, la entidad se compromete a tomar “todas las medidas necesarias” para garantizar que ninguna de sus subsidiarias no bancarias que no son propiedad total de Santander Holdings declaren o paguen dividendos sin la autorización de la institución.

En esta línea, el acuerdo señala que cualquier solicitud de aprobación de distribución de dividendo debe ser realizada a la Fed con una antelación de al menos 30 días antes de la fecha propuesta de declaración o distribución del dividendo.

Estos documentos deben contener, como mínimo, la información actual y prevista de capital, beneficios y flujo de caja de Santander Holdings y de sus subsidiarias, así como la identificación de los recursos con los que pretende financiera ese pago.

La Reserva Federal de Estados Unidos oficializó hoy esta penalización.

Santander fue uno de los tres bancos no estadounidenses cuyos planes para aumentar sus dividendos o recomprar acciones fueron bloqueados por la Fed a principios de este año, debido a deficiencias en sus procesos de planificación de capital.

Santander Holdings USA, filial estadounidense del grupo que preside desde la semana pasada Ana Patricia Botín, ya pagó en mayo un dividendo de 20,9 millones de dólares.

El banco tiene hasta 2015 para regularizar sus procedimientos internos de medición de riesgos, causantes de esta penalización.

Fuentes del grupo español reconocen la desautorización de la Fed a pagar más dividendo en Estados Unidos hasta que la situación no se regularice, y recuerdan que la noticia ya fue comunicada en el primer semestre.