Se sitúa en el 98,2% del PIB

La deuda pública disminuye en julio pero se mantiene por encima del billón de euros

Reloj en la fachada de la sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en Madrid. EFEArchivo
Reloj en la fachada de la sede del Banco de España, en la Plaza de Cibeles en Madrid. EFE/Archivo EFE

La deuda del conjunto de las administraciones públicas disminuyó en julio en 6.929 millones de euros, hasta sumar 1.005.714 millones, lo que supone el 98,2% del PIB y mantenerse por encima de la barrera sicológica del billón, según los datos publicados ayer por el Banco de España.

En concreto, el endeudamiento público bajó un 0,68% en tasa mensual en el séptimo mes del año, mientras que respecto al mismo periodo del año anterior registró todavía un notable incremento del 5,3%, con más de 51.400 millones adicionales.

De esta forma, la deuda del sector público bajó en julio, después de que en 2013 cerrara en un máximo histórico del 93,9% del PIB, pero se sigue acercando al objetivo para 2014, que se sitúa en el 99,5%. Desde 2008, coincidiendo con el inicio de la crisis, la deuda de España no ha dejado de crecer ejercicio tras ejercicio y desde entonces se ha más que duplicado, pasando de los 436.984 millones de euros (el 40% del PIB) a los mencionados 1.005.714 millones de julio de este año (el 98,2%).

El grueso de la deuda en manos de las administraciones públicas se encuentra en valores a medio y largo plazo, que suponen más de dos tercios de la deuda total. En julio, estos préstamos sumaron 728.613 millones, lo que representa un descenso del 0,21% respecto al mes anterior y un aumento del 11,1% frente a julio del ejercicio precedente.

De la misma forma, la deuda pública a través de valores a corto plazo se redujo en 1.620 millones de euros, al pasar de 74.652 millones en junio a 73.032 millones un mes después, lo que representa un descenso del 2,1%. Respecto al mismo periodo del año anterior, los valores a corto plazo en manos de las administraciones públicas se redujeron un 16,6%.

Igualmente, los créditos no comerciales y el resto sumaron 204.069 millones de euros en julio, lo que supone un descenso del 1,8% respecto al mes anterior y una caída del 3,3% frente a julio del ejercicio precedente. El Gobierno espera que la deuda en términos relativos (respecto al PIB) consolide la senda descendente a partir de 2016.