Adquire la financiera de coches Carfinco por 210 millones

Ana Botín sella su primera compra: Santander entra en Canadá

La presidenta de Banco Santander, Ana Patricia Botín.
La presidenta de Banco Santander, Ana Patricia Botín. Getty Images

El movimiento se demuestra andando. Las promesas de continuidad que expresaba el lunes Ana Patricia Botín en su primera junta como presidenta de Banco Santander se han visto refrendadas este martes. En línea con la estrategia de expansión internacional y apuesta por el crédito al consumo que tenía en marcha Emilio Botín hasta su fallecimiento la pasada semana, el grupo anunciaba ayer la compra de una financiera de automóviles que le permitirá poner un pie en Canadá.

La operación, según detalló Santander a la CNMV, está valorada en 298 millones de dólares canadienses (210 millones de euros) y no tendrá impacto en los recursos propios del grupo. La compra, que sigue sujeta a la aprobación regulatoria y de la junta de la firma canadiense, se ha cerrado con una prima del 32% sobre la cotización media de Carfinco en los últimos 90 días. En concreto, se pagarán 11,25 dólares canadienses por una acción que el lunes cotizaba a 8,59.

Aunque la operación había sido estudiada ya por el grupo cuando aún lo comandaba Emilio Botín, ha sido bajo la presidencia de su hija, que le sustituye desde hace una semana, cuando se ha cerrado un acuerdo que refuerza la confianza en la continuidad prometida.

Carfinco es, según informó Santander, una de las principales firmas de financiación de automóviles en Canadá. Cotiza en la Bolsa de Toronto, tiene su sede en Edmonton (Alberta) y está presente en las 10 provincias canadienses, en las que distribuye sus productos a través de 2.200 concesionarios. A cierre de junio, la compañía contaba con 29.500 clientes y una cartera de crédito de 278 millones.

La operación se formalizará a través de la creación de una nueva compañía que estará controlada al 95% por Banco Santander y en un 5% por los altos directivos de Carfinco, que continuarán al frente de la gestión. Entre estos se encuentra Tracy Graf, presidente y consejero delegado de la firma, que aportará su conocimiento del mercado canadiense y su experiencia en una compañía que obtuvo un beneficio de 20,2 millones de dólares canadienses (14,2 millones de euros) en 2013. Antes del cierre de la operación, Carfinco venderá su filial Persian Acceptance Corp (PAC), que desarrolla la misma actividad en Estados Unidos.

El acuerdo permite a Banco Santander continuar con su estrategia de expansión internacional poniendo un primer pie en Canadá, un país con una de las rentas per cápita más altas del mundo.

“Nos permite entrar en un mercado con potencial de crecimiento como Canadá, donde esperamos llegar a acuerdos con distintos fabricantes de automóviles como los que tenemos firmados en otros países”, desarrollaba ayer en un comunicado el director general de estrategia de Banco Santander, Juan Rodríguez Inciarte, en el que valoraba muy positivamente el acuerdo.

Banco Santander ya está presente en una quincena de países y tiene una cuota de mercado relevante en una decena de ellos, incluyendo España, Portugal, Reino Unido, Brasil, México, Estados Unidos, Argentina, Polonia o Alemania, habiendo convertido los negocios de crédito al consumo, como Carfinco, en una creciente fuente de ingresos y una puerta de entrada habitual a nuevos mercados.

Una creciente apuesta por el crédito al consumo

La entrada en Canadá de Banco Santander a través de la adquisición de un negocio de crédito al consumo se ha convertido en una jugada habitual en la estrategia de expansión del grupo. No hace ni tres meses, Santander anunciaba la compra del negocio escandinavo de General Electric, GE Money Bank AB, por unos 700 millones de euros que le permitió implantar su actividad en Suecia, Dinamarca y Noruega.

Santander Consumer Finance es, de hecho, una de las principales áreas de negocio del grupo, líder de financiación al consumo en Europa, con una cartera gestionada de 56.000 millones de euros en créditos. Su actividad se desarrolla en 14 países del Viejo Continente, con posiciones de liderazgo en Alemania, Italia, Polonia, o la propia España donde recientemente se ha hecho con el 51% de la financiera de El Corte Inglés.

Este segmento de negocio también ha resultado clave a la hora de ganar posiciones al otro lado del Atlántico. En EE UU, donde el grupo se hizo con el negocio de crédito al consumo del gigante HSBC en 2009, Santander Consumer USA cuenta con una cartera de más préstamos de 20.000 millones de dólares y distribuye sus productos a través de 14.000 concesionarios.

La entrada en Canadá permite al grupo diversificar su actividad y supone un primer paso para seguir ganando cuota en una nueva región, tal y como adelantaba su propio director estratégico, quien asevera que ya estudia nuevas adquisiciones en el país.

En paralelo, el grupo ha iniciado las negociaciones para adquirir Banque PSA Finance, la división financiera del grupo automovilístico francés PSA Peugeot-Citroën, presente en 11 países y con especial relevancia en Francia, que prevé cerrar en 2015.