Ofrecerá garantías para impulsar el crédito

España avalará las titulizaciones de pymes para que las compre el BCE

El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos
El ministro español de Economía y Competitividad, Luis de Guindos EFE

España tiene previsto avalar los créditos titulizados de las pequeñas y medianas empresas para que puedan acogerse al programa de compra de activos del Banco Central Europeo. El aval se activará si algún país de la zona euro concede ese tipo de cobertura a sus entidades financiera.

El BCE tiene intención de comprar ABS (asset backed securities o activos titulizados) a partir del mes que viene, con el objetivo de descargar los balances de las entidades finacieras y reactivar el crédito. En principio, la intención de Draghi es comprar solo los tramos de deuda "sénior", es decir, los más seguros. Pero el presidente del BCE está dispuesto a ampliar el plan a activos menos seguros si los Gobiernos ofrecen una cobertura adicional.

"Nunca dejaremos a las titulizaciones en España en una situación de desventaja comparativa", advirtió el ministro español de Economía, Luis de Guindos, tras asistir el sábado en Milán a una reunión informal con sus homólogos de la UE. Guindos confía en que la zona euro alcance un acuerdo para que todos los países participen en las mismas condiciones en el programa de compra de ABS (activos titulizados) del BCE. Pero si no se logra el consenso y algún socio amplía el tipo de activos cubiertos, España se sumará a las posiciones más garantistas.

El ministro español considera imprescindible dar ese paso "porque de lo que estamos hablando con la compra de ABS es de activar el crédito para las pymes". El Gobierno teme quedarse atrás y que los efectos positivos del programa del BCE se deriven hacia otros países. "No puede haber discriminación", advirtió Guindos. Y reclamó que la intervención del BCE sea igual en todos los países.

De momento, Alemania, Francia y Holanda ya han anunciado que no concederán ningún aval adicional al sector fianciero. Pero Draghi señaló el viernes en Milán que eso no le impedirá poner en marcha su plan de compra de los activos más seguros. Y no descartó que a pesar de la negativa de París y Berlín, algunos gobiernos garanticen ciertos tramos de deuda (mezzanine, considerado el tramo de titulización con un mayor riesgo de impago) lo que le permitiría ampliar el programa. Si el pronóstico de Draghi se cumple, España se sumará a ese grupo, a juzgar por las palabras de Guindos.

Durante su anuncio de la activación del programa de compra de bonos de titulización, el pasado 4 de septiembre, Draghi ya mostró su preferencia por adquirir los tramos más seguros y los mezzanine solo si contaban con garantía, como sería el caso de aquellos que cuenten con aval público.