Guindos acude en representación del Gobierno

Santander despide a Emilio Botín con un funeral en la catedral

El ministro de Econimia, Luis de Guindos, Luis María Linde y Samuel Ruiz, a su llegada al funeral por la muerte del presidente del Banco Santander
El ministro de Econimia, Luis de Guindos, Luis María Linde y Samuel Ruiz, a su llegada al funeral por la muerte del presidente del Banco Santander EFE

El mundo de las finanzas, la economía, la política, y otros y variados ámbitos de la sociedad se han dado cita este sábado en Santander para despedir con un funeral a Emilio Botín, un “hombre muy bondadoso”, un “optimista nato” y ejemplo del “espíritu de lucha”, “sacrificio” y “tenacidad”.

Estas son algunas de las palabras empleadas durante la Homilía del funeral, celebrada en una Catedral de Santander que ya estaba abarrotada desde que se han abierto las puertas más de media hora antes.

La ceremonia ha comenzado cuando pasaban unos minutos de la hora acordada, las 16.30 horas, y sólo unos instantes después de la llegada de la viuda, Paloma O'Shea, que ha sido recibida entre aplausos por los ciudadanos y curiosos que allí se concentraban. Paloma O'Shea, con traje oscuro y gafas de sol, ha respondido apretando sus manos hacia el público que se concentraba en los aledaños de la Catedral en señal de agradecimiento.

Ha llegado más de media hora después que su hija mayor y nueva presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, que ha acudido acompañada de varias de sus hermanas y sobrinos cuando no eran aún las 16.00 horas.

Desde casi una hora antes del funeral muchos ciudadanos ya se agolpaban en la catedral junto a innumerables medios de comunicación, que se entremezclaban con coches oficiales y miembros de seguridad, que han podido asistir a la llegada de multitud de personalidades, como el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

Horas antes de acudir a Santander y al término de la reunión del Ecofin celebrada hoy en Milán, Guindos ha dado su respaldo a Ana Botín en su nuevo cargo de presidenta de Banco Santander. “En mi opinión personal, la persona elegida, por sus características y por su experiencia ya que ha llevado partes muy importantes del grupo del Banco Santander, me parece que ha sido una sucesión adecuada y muy natural”, reconoció De Guindos.

El presidente del Banco Santander falleció el pasado martes, día 9, a los 79 años de un infarto en Madrid y fue enterrado este jueves en un acto íntimo celebrado en el panteón familiar en la localidad cántabra de Puente San Miguel.

Larga lista de asistentes

Desde casi una hora antes del funeral muchos ciudadanos ya se agolpaban en la catedral junto a innumerables medios de comunicación, que se entremezclaban con coches oficiales y miembros de seguridad, que han podido asistir a la llegada de multitud de personalidades, como el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

De Guindos, que ha llegado escasos minutos antes que la viuda y lo ha hecho en representación del Gobierno central, ha ocupado el primer banco de uno de los laterales de la Catedral acompañado por el presidente de Cantabria, Ignacio Diego, y su esposa, y el alcalde de Santander y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Íñigo de la Serna, entre otros.

Los diez primeros bancos de la zona central de la Catedral han estado reservados para los Botín --la esposa, hermanos, hijos, nietos y otros familiares del banquero fallecido, entre ellos su cuñada, Covadonga O'Shea-- y sus allegados.

En la Catedral se han dado cita numerosos rostros conocidos que han levantado la expectación de los medios de comunicación y de los santanderinos, que se han acercado para despedir a uno de sus paisanos más conocidos, arropar a la familia y también para seguir de cerca el continuo pase de empresarios, políticos, banqueros o representantes del deporte o la cultura, entre otros.

De hecho, los balcones y terrazas de las viviendas que tienen vistas a la Catedral se encontraban ocupados y ha habido algunos de sus residentes que no han dudado en sacar sus prismáticos para poder seguir de cerca la continua llegada de empresarios, banqueros, políticos y representantes de la cultura o el deporte--.

Entre otros han asistido el exministro de Economía con el PP y director del Fondo Monetario Internacional Rodrigo Rato, que recientemente se ha reincorporado al Santander como asesor internacional; la exministra del PP Isabel Tocino o la exvicepresidenta del Gobierno con el PSOE y actual presidenta de la Fundación Mujeres por África, María Teresa Fernández de la Vega.

De hecho, Fernández de la Vega ha sido una de las pocas que ha dirigido unas palabras a los medios de comunicación a la salida del funeral para referirse a Botín como un “hombre extraordinario”, con una “gran inteligencia”, “valiente”, con un “gran talento” y “un gran liderazgo”, no solo en el ámbito de las finanzas, sino también en el social.

De la política cántabra, además de Diego, ha asistido varios consejeros del Gobierno regional, como la de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas; el de Educación, Cultura y Deporte, Miguel Ángel Serna; la de Presidencia y Justicia, Leticia Díaz, y el de Vivienda y Obras Públicas, Francisco Rodríguez Argüeso.

Además, han asistido algunos expresidentes cántabros, como Juan Hormaechea o José Joaquín Martínez Sieso, actual presidente de la Autoridad Portuaria de Santander; el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz y concejales del Ayuntamiento de Santander.

No ha faltado tampoco el presidente del Parlamento regional, José Antonio Cagigas, y diputados regionales, como el portavoz del grupo regionalista, Rafael de la Sierra; o los socialistas, Miguel Ángel Palacio o Cristina Pereda.

Han estado representadas las mayores empresas del país, con la asistencia del presidente de Telefónica, César Alierta; el de Inditex, Pablo Isla; el de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri; el del Grupo La Caixa, Isidro Fainé; el de E.ON, Miguel Antoñanzas, o el presidente ejecutivo de Acciona, José Manuel Entrecanales.

También ha asistido el Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, y economistas como Guillermo de la Dehesa.

Además, han estado representantes del mundo del deporte, como el piloto Pedro Martínez de la Rosa; o de la cultura, con varios representantes de la Fundación Botín y de la Fundación Comillas, a través de su directora Tatiana Álvarez de Careaga.