Reemplaza vencimientos de 2018 con cupón del 5,75%

Abertis abarata su deuda con bonos por 450 millones al 2,25%

Francisco Reynés y Salvador Alemany, consejero delegado y presidente de Abertis, respectivamente.
Francisco Reynés y Salvador Alemany, consejero delegado y presidente de Abertis, respectivamente.

La dirección financiera de Abertis volvió ayer a dar una vuelta de tuerca a los costes de la deuda del grupo. Una de las filiales francesas, Holding d’Infrastructures de Transport SAS (HIT SAS), cerró una emisión de bonos por 450 millones de euros con vencimiento en 2025 y un cupón anual del 2,25%. La operadora de infraestructuras remarcó en un comunicado remitido a la CNMV que el precio de esta colocación marca “un mínimo histórico para la compañía”.

El destino de los nuevos bonos es reemplazar una emisión realizada por HIT Finance BV con un rendimiento para los bonistas del 5,75%, pero cuyo vencimiento está fijado en marzo de 2018. El doble objetivo que persigue Abertis es alargar la vida de su deuda y mejorar los costes financieros de la filial francesa, en la que Abertis cuenta con el 52,55% y que sirve para controlar la operadora de autopistas Sanef. Caisse des Dépots (15%), Crédit Agricole (12,42%) y AXA (9.93%) también figuran entre los accionistas con peso en Sanef.

Abertis rozaba los 13.600 millones de deuda al cierre del primer semestre. A lo largo de la primera mitad del año ha emitido bonos por más de 1.000 millones. En concreto, lanzó dos remesas en el primer trimestre por un importe total de €350 millones con un cupón anual del 3,125% y vencimientos a 10 y 12 años, respectivamente. Ya en el segundo trimestre protagonizó una emisión de 700 millones con un cupón anual del 2,5% y vencimiento en febrero de 2025. Con esta última operación recompraba bonos ya emitidos por €485 millones que vencían en octubre de 2016 y pagaban un 4,625%, y otros 215 millones que expiraban en junio de 2017 y soportaban un cupón del 5,125%.

Abertis viene de firmar en el arranque del verano un préstamo de 800 millones de euros con 11 bancos a través de Abertis Telecom. Esta nueva inyección será dedicada al desarrollo del negocio de torres de telecomunicaciones.

El crédito se divide en dos tramos: el primero asciende a 400 millones y vence en tres años, mientras el segundo alcanza idéntica cifra pero cuenta con un plazo de amortización de cinco años.

CaixaBank y Santander están en el grupo de entidades financiadoras, en el que la banca extranjera forma mayoría.