Superará el 3,8% pactado con Bruselas

El Gobierno francés admite que no cumplirá el objetivo de déficit

El presidente francés, Francois Hollande, y el primer ministro galo, Manuel Valls.
El presidente francés, Francois Hollande, y el primer ministro galo, Manuel Valls.

Era un secreto a voces, pero el Ministerio de Finanzas lo hizo público: Francia incumplirá el objetivo de déficit pactado con las autoridades comunitarias, inicialmente fijado en el 3,8% del PIB. El déficit del Estado francés, que mide la diferencia negativa entre ingresos y gastos, alcanzó en los siete primeros meses del año un total de 84.100 millones de euros, lo que representa un incremento del 4% respecto al desequilibrio negativo registrado en el mismo periodo de 2013.

En un comunicado reconoce que el aumento del desequilibrio de las cuentas públicas del Estado hasta julio se explica por la mayor caída de la recaudación, que descendió a 170.100 millones de euros, un 3,6% menos que un año antes. Por su parte, el ritmo de reducción del gasto público fue inferior al previsto inicialmente, ya que en los siete primeros meses de 2014 sumó un total de 233.500 millones de euros, un 0,8% menos que un año antes.

Desde el Ejecutivo galo justificaron esta mayor disminución de la recaudación por la entrada en vigor de la deducción fiscal por la competitividad y el empleo (CICE) y la rebaja de impuestos impuestos a las empresas. Por contra, la recaudación por IVA, cuyos tipos subieron el pasado 1 de enero, mejoró un 3,4%, hasta 81.010 millones de euros.

En este contexto, el Ejecutivo presidido por Francois Hollande admitió que cerrará 2014 con un déficit presupuestario superior al 4%, incumpliendo así el objetivo del 3,8%, como consecuencia del empeoramiento de las perspectivas económicas del país. A la menor recaudación y a la lentitud en el recorte dle gasto público se ha unido el desplome del comercio en la zona euro, el principal comprador de Francia.