Según ha indicado este lunes su director general corporativo

ACS confía en vender su negocio de renovables antes de acabar 2014

La venta de estos activos estaba a la espera de la reforma energética

Ángel García Altozano y Florentino Pérez.
Ángel García Altozano y Florentino Pérez.

ACS confía en completar la venta de sus activos renovables nacionales e internacionales antes de final de año, según indicó este lunes su director general corporativo, Ángel García Altozano, en una conferencia con analistas para presentar los resultados semestrales.

García Altozano ha recordado que la venta de estos activos, lanzada en 2010, se encontraba en suspenso hasta la publicación de toda la normativa relativa a la reforma energética, algo que ocurrió finalmente en junio.

Así, según la compañía estos activos ofrecen ahora “un flujo de generación de caja estable” que ha permitido reactivar su venta, algo que prevé cerrar “antes de fin de año”.

El directivo ha señalado que todavía carece de “indicación del precio” que podrían alcanzar esos activos, pero ha recordado que la compañía ya ha realizado importantes provisiones por ellos. De esta forma, ACS descarta que esta desinversión impacte negativamente en las cuentas.

Con respecto al almacenamiento subterráneo de gas Castor -propiedad de Escal UGS, controlada por ACS-, García Altozano se ha limitado a señalar que “se está siguiendo detalladamente el proceso que está en el contrato” para devolver la concesión.

Escal acordó devolver la concesión después de que el Gobierno suspendiera su actividad por detectarse seísmos en la zona y ahora el Ejecutivo “está en un proceso que está muy detallado y regulado para retomar la concesión y pagar por las inversiones realizadas”.