El presidente inaugura el curso político en Pontevedra

Rajoy: "España luchará sin cuartel contra el paro"

El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, ha asegurado hoy que España está “en disposición de plantear una guerra sin cuartel contra el paro” y ha prometido “no bajar la guardia” y seguir trabajando para reducir el desempleo.

También ha augurado que al final del curso político que empieza ahora España estará “mucho mejor”, y se ha comprometido a “seguir trabajando” para que esa mejora “se consolide en el tiempo”, permita crear empleo y “llegue a todos los españoles”.

Así ha comenzado Rajoy su discurso en el tradicional acto de apertura del curso en Soutomaior (Pontevedra), donde ha agradecido el esfuerzo hecho estos años, tanto por los responsables de las distintas administraciones como por los ciudadanos, y ha señalado que “España está quemando etapas en la recuperación”, pero también ha asegurado que no dejará que queden “atrás” los que aún sufren el desempleo.

El presidente ha celebrado “la inteligencia, el aguante y la capacidad para soportar dificultades y salir adelante” del pueblo español y ha avanzado que una vez más se revisará al alza la previsión de crecimiento económico.

Para ejemplificar el cambio en la política económica, ha expuesto que “aquí no hablamos de brotes verdes, hablamos de raíces vigorosas y si ahora vamos a recoger los frutos es porque primero plantamos nuevas cepas”.

Rajoy ha apuntado que España se financia en los mercados “a un precio como no se había financiado nunca” y ha recordado que cumplió la promesa formulada por él mismo hace un año, cuando en este mismo escenario anunció una bajada de impuestos, justo la que “acabamos de presentar en las Cortes Generales” con lo que, ha subrayado: “He cumplido mi palabra”.

Ha confiado en que en España, ese país en el que han de primar “los valores de la buena gente”, mejore el nivel adquisitivo de los ciudadanos y se vaya dando solución al drama del desempleo.

Con todo ello, ha rememorado que si en 2012 dijo en Soutomaior que “las cosas” irían mejor en 2013, y en ese año lo repitió, hoy se ha sentido en condiciones de afirmar que “el año que viene estaremos mucho mejor que hoy, mucho mejor”.

En este 2014, ya hay una “evidente mejora” que todavía algunos siguen negando, pero hay que continuar con los esfuerzos, de modo que “autocomplacencia ninguna” y tampoco “lanzar campanas al vuelo”.

Rajoy ha garantizado que la mayoría ha comprendido las decisiones y “ajustes” que se han ido tomando para que la crisis esté “en retirada” y en ello ha coincidido el presidente de la Xunta y líder del PP gallego, Alberto Núñez Feijóo.

En su discurso, que ha precedido al de Rajoy, Feijóo ha asegurado que “la gente sabe muy bien que las cosas no están como ellos quieren que estén”, todavía, pero el camino sí está iniciado tras medidas efectivas, que no efectistas, y por la senda de “hablar menos y trabajar más”.

Sin embargo, ha comentado que “somos plenamente conscientes de que nuestro trabajo no está terminado” y este mensaje ha querido trasladarlo Feijóo a las familias “que aún siguen afectadas” y que pasan por “situaciones difíciles”.