A la espera de decisiones en la cumbre europea

Mogherini y Tusk, favoritos para dirigir la diplomacia y el Consejo de la UE

El primer ministro polaco, Donald Tusk.
El primer ministro polaco, Donald Tusk.

Federica Mogherini, ministra italiana de Exteriores, y el primer ministro polaco, Donald Tusk, suenan como favoritos para la diplomacia europea y presidencia del Consejo Europeo, respectivamente, en la cumbre europea de hoy en Bruselas.

“Nuestro respaldo a Mogherini es sabido y pienso que será la próxima alta representante, incluso si no puedo prejuzgar la elección del Consejo”, aseguró el presidente de Francia, François Hollande, a su llegada a la reunión.

En cuanto a la presidencia del Consejo Europeo, Hollande aseguró: “Queremos una solución de consenso”.

“Lo que cuenta son las políticas, Europa sufre una desaceleración económica, una recuperación frágil, y el paro es muy elevado, hay que poner como prioridad el crecimiento hacia el empleo”.

“Más allá de las personas, queremos fijar esta voluntad de mas crecimiento y empleo”, reiteró.

El primer ministro belga, el socialista Elio Di Rupo, insistió en que Bélgica apoyará como sucesor de Herman Van Rompuy en el Consejo al candidato que reúna el “consenso” de los países e indicó que “hay varios candidatos de calidad”, entre quienes destacó a Federica Mogherini, por su juventud e inteligencia.

Por otra parte, Di Rupo lamentó que las dos personas encargadas de preparar la formación del nuevo Ejecutivo federal en Bélgica todavía no hayan propuesto a un candidato para ocupar el puesto de comisario europeo.

El primer ministro irlandés, el liberal Enda Kenny, por su parte, aseguró que “todavía no está claro cual será el resultado” y, preguntado sobre su posible elección como presidente del Consejo Europeo, dijo: “Me halagaría si mi nombre fuera mencionado”, al tiempo que recordó que el candidato que salga elegido “tendrá por delante grandes retos”.

“Espero que la nombren”, comentó el canciller austríaco, Werner Faymann, en relación a Mogherini, y aseguró que el hecho de que sea joven y no tenga mucha experiencia no es algo que pueda echársele en cara, y que hacerlo sería erróneo.

Respecto al presidente del Consejo Europeo, Faymann dijo: “Creo que vamos a encontrar un consenso”, y añadió que “personalmente” tiene una “alta opinión de Tusk, pero también de otros”.

La presidenta de Lituania, Dalia Grybauskaite, no quiso pronunciarse sobre los posibles candidatos, pero abogó por que la decisión se tome hoy.

El presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, por su parte, se declaró “fan de Mogherini”, a la que dijo conocer desde hace mucho tiempo, y se mostró confiado en que no sufra el “prejuicio de la juventud”.

“Es una política experimentada. Una no se convierte en ministra de Exteriores de un Estado del G7 o G8 solo por casualidad. Creo que será una buena alta representante”, aseguró, mientras que sobre el nombramiento de Tusk dijo que deberían decidir los Estados miembros por consenso.

Schulz se refirió también a la formación del nuevo Ejecutivo comunitario al señalar que “con menos mujeres esta Comisión Europea corre el riesgo de no alcanzar mayoría en el Parlamento Europeo, por eso debería aumentar el número de mujeres”.