El selectivo sube un 0,2% en el mes hasta los 10.728,8 puntos

El Ibex salva agosto con un alza semanal del 2,18%

Operadores en el parqué de Wall Street.
Operadores en el parqué de Wall Street. REUTERS

El mes de agosto en los mercados, el más volátil del ejercicio, ha sido como la atracción del toro mecánico. Dar muchos rodeos para terminar en el punto de partida. El Ibex llegó a perder un 5,6% en la primera semana del mes, para después emprender una lenta remontada que le permitió acariciar los niveles previos a la corrección y flojear en las dos últimas sesiones. Agosto ha estado marcado por los miedos a las tensiones geopolíticas en Ucrania y la debilidad de la recuperación en Europa, en el que el BCE ha contrarrestado en parte los temores. Hoy, un dato de inflación en la zona euro en línea con lo esperado han enfríado algo las expectativas de acción del organismo central. El Ibex avanza un leve 0,2% en el mes hasta los 10.728,8 puntos tras subir un 0,06% en la sesión.

El selectivo salva el mes en la última semana, en la que registra un alza del 2,18%. Los meses de verano suelen registrar un menor volumen de contratación, por lo que pueden producirse movimientos bruscos, al alza o a la baja, con menos dinero. Es lo que ha ocurrido este agosto, con no pocas razones para el nerviosismo en las primeras ocho sesiones. A las tensiones geopolíticas en Ucrania, con sanciones cruzadas entre la Unión Europea y Rusia por el apoyo de Moscú a los separatistas del este del país, se sumaron las dudas sobre el crecimiento en la zona euro.La región se estancó en el segundo trimestre, cuandolas economías de Alemania e Italia se contrajeron un 0,2%. Este clima de dudas provocó una corrección fuerte en todos los parqués europeos.El Ibex llegó a ceder un 9,6% desde sus máximos anuales y el Dax alemán, especialmente afectado por el conflicto ucraniano debido a la exposición de sus empresas a Rusia, se dejó más de un 10%.

Sin duda, la principal inquietud para los inversores sigue siendo el conflicto ucraniano. Nomura cree que podría tener un impacto del 0,3% sobre la economía europea. Una situación que, en caso de agravarse, podría poner en riesgo los objetivos del Ibex para este año, que el consenso del mercado sitúa en los 10.940 puntos. Los combates entre el ejército ucraniano y los rebeldes prorrusos continúany el viernes la OTAN pidió a Rusia que cese sus ”acciones militares ilegales” y que dé pasos “inmediatos y verificables” para rebajar la tensión, después de que las autoridades ucranianas denunciaran la presencia de soldados rusos en el este del país.

Si Ucrania es el mayor temor, el BCE se presenta como la gran esperanza para los mercados. Es Mario Draghi, presidente delBCE, quien ha impulsado la remontada bursátil en las últimas semanas al mostrarse dispuesto a aprobar nuevs medidas de estímulo. Para Daniel Pingarrón, analista de IG Markets, “las medidas del BCE tendrían un efecto más sostenido sobre las Bolsas, mientras que las noticias negativas sobre Ucrania suelen tener un efecto más puntual y se suelen diluir rápidamente”.

IBEX 35 9.240,70 1,19%

Hoy se ha conocido el dato de inflación de agosto en la zona euro, una cifra clave para el organismo central, pues existe preocupación sobre la baja inflación en la región. La inflación bajó al 0,3%, justo lo que esperaba el consenso del mercado. Por eso, se han enfriado algo las expectativas de los inversores, que interpretan que Draghi estará menos presionado la próxima semana para adoptar medidas de estímulo.

José Luis Martínez Campuzano, estratega jefe de Citi en España, considera que “lo más interesante del dato de inflación es que los precios, al margen de alimentos y energía, han repuntado en la zona un 0,9 % anual desde el 0,8 % anterior. Esperamos que la inflación haya tocado suelo en agosto, pero no auguramos una recuperación fuerte a corto plazo”. La de agosto ha sido la tasa más baja de la inflación en la zona euro desde octubre de 2009.

En EE UU, los inversores parecen haberse frenado a la espera de nuevos catalizadores tras alcanzar el selectivo S&P el nivel de los 2.000 puntos por primera en su historia. Hoy ha habido una batería de datos que no consiguer mover al mercado estadounidense antes de un puente de tres días (el lunes Wall Street permanecerá cerrado por festivo). Así, se ha conocido el PMI manufacturero de agosto, que ha subido hasta los 64,3 puntos desde los 56 de julio. También ha sorprendido para bien el dato de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan, que ha subido hasta los 82,5 puntos, frente a los 80,1 que esperaba el consenso. Pese a estos buenos datos, Wall Street cotiza a esta hora prácticamente plano. El Dow Jones de industriales cede un 0,16%, mientras que el Nasdaq tecnológico y el selectivo S&P anotan ligeros ascensos.

Mientras, en el mercado secundario de deuda, agosto ha dejado continuos mínimos históricos en el interés de la deuda soberana de los países europeos, alentados también por las palabras de Draghi.El interés del bono español a diez años cierra  en el 2,23%, con la prima de riesgo en los 134 puntos básicos. El bund germano queda en el 0,88%, un nivel próximo a su mínimo histórico.

 El euro, por su parte, sigue en mínimos desde septiembre de 2013 y se cambia a 1,31 dólares.