Es la mayor compra de la distribuidora

Amazon paga 730 millones por Tiwtch, el Youtube de los videojuegos

Imagen de la portada de Twitch, con un tutorial del popular videojuego Starcraft.
Imagen de la portada de Twitch, con un tutorial del popular videojuego Starcraft.

La tienda virtual Amazon anunció hoy oficialmente la compra de Twitch.tv, sitio de internet donde los usuarios comparten vídeos sobre videojuegos, por 970 millones de dólares. El gigante de la distribución se ha adelantado a Google y Yahoo, que se habían fijado ya en el fulgurante crecimiento de Twitch.

Twitch, lanzado en 2011, es el principal lugar de internet para ver y retransmitir videojuegos en directo, y cuenta con alrededor de 50 millones de visitantes únicos al mes. La compañía genera ingresos a través de los anunciantes publicitarios y las suscripciones de los consumidores que pagan para ver partidas de videojuegos, tutoriales y todo tipo de contenidos generados por la comunidad de gamers.

El portal admite, además, los comentarios (ánimos, consejos o chistes) en directo por parte de los ususarios. El vídeo en directo e interactivo es visto en Silicon Valley como la próxima frontera en los contenidos en Internet. De hecho, Twitch es el cuarto generador de este tipo de tráfico de Internet en Estados Unidos, por encima de Facebook o Hulu.Otros portales de video en directo son Livestream. Twitch tuvo 55 millones de videos visitados en julio, un 45% más que un año atrás.

Las ventajas que citan los expertos para este tipo de portales son la fidelidad y capacidad de segmentar publicitariamente a los usuarios y el hecho de que, como los vídeos son en directo, no se pueden saltar los anuncios.

 “Esperamos aprender de ellos y ayudarles a moverse incluso más rápido para crear nuevos servicios para la comunidad de videojugadores”, indicó Jeff Bezos, consejero delegado de Amazon, en un comunicado.Por su parte, el consejero de Twitch, Emmett Shear, afirmó que “con el apoyo de Amazon tendremos los recursos para ofrecer un Twitch mejor aún”.

Con esta adquisición, Amazon avanza en sus planes de ampliar su oferta de retransmisiones de contenidos online, y competir así con otras empresas del sector como Netflix o Hulu.