Breakingviews

Otra vuelta para Hertz

Carl Icahn ha sido el último en entrar en Hertz Global. El inversor estadounidense informó la semana pasada de que ha adquirido una participación del 8,5%. Hertz ha sido un juguete para los inversores durante casi un siglo. Fabricantes de automóviles, una aerolínea, un grupo empresarial de los sesenta, capital privado e inversores públicos han sido propietarios del negocio.

Creado en Chicago en 1918 y comprado por su homónimo, John Hertz, media década más tarde, el negocio de alquiler de coches quedó engullido por General Motors en 1926. Hertz empezó a cotizar en 1954, un año después de haber sido vendido al fabricante de autobuses Omnibus Corp.

En 1967, el gigante de la radiodifusión RCA se puso al volante. A medida que el grupo se fue desmantelando en la década de los ochenta, la propiedad pasó a la UAL, la compañía matriz de United Airlines –parte de un intento fallido de diversificarse fuera de los vuelos comerciales, que también incluía la posesión hoteles–.

El Hertz moderno comenzó en 1987, cuando Ford Motor se hizo con el control. Sacó a bolsa a Hertz una década más tarde, y luego lo privatizó de nuevo antes de venderlo a un consorcio de capital privado en 2005. Poco más de un año después, Hertz saltó al parqué una vez más. Su rendimiento se ha quedado por detrás del de Avis Budget desde la OPV de 2006.

Parece que la saga no terminará con Icahn, que es un miembro más de la pandilla de activistas que se encuentran ahora en el valor. Las peculiaridades del modelo de Hertz se suman a una ronda continua de oportunidades reales y percibidas con fines de lucro.

Las complicaciones han sacado lo mejor del actual jefe Mark Frissora y su equipo, con una revisión de los resultados financieros en curso y un profit warning. Pero ello podría atraer una nueva generación de inversores. Tal vez incluso un advenedizo digital como el servicio para compartir coche Uber o uno de sus jóvenes rivales podría ser el próximo en planterar unirse a la carrera de fondo de Hertz. Si es así, harían bien en buscar su historia.