Editorial

Cuidado, vuelve la construcción

España ha sido el país de toda la Unión Europea donde más aumentó la producción en la construcción en el segundo trimestre. Agregando edificios e ingeniería civil, la actividad registró un incremento intertrimestral del 7%, según cálculos de la oficina comunitaria de estadística Eurostat. Además, España ha sido el cuarto país de la UE con mayor producción interanual en la construcción en junio, con un aumento del 6,8% (tras Eslovenia, Hungría y Polonia). Bien es cierto que algunas cifras no son tan espectaculares y, por ejemplo, en la comparación mensual, junio registró una caída del 2,9% frente a mayo, el segundo mayor descenso de los Veintiocho. O que ese llamativo 6,8% de incremento interanual de junio es mucho menor que el 46,1% de mayo o el 55,4% de abril. Sin embargo, hay señales que no solo sugieren la recuperación del sector sino que, a pesar de los datos mixtos, esta empieza a coger fuerza. ¿Preocupante? Sí, en el caso de que se vuelva a caer en los errores del pasado. Pero más control financiero y una adecuación precisa a las necesidades reales del mercado –que incluya el importante stock de vivienda que hay por colocar– serán suficientes para añadir al tan necesario crecimiento el de una actividad que, a la hora de la verdad, es imprescindible para recortar la inadmisible tasa de paro.