Las pérdidas en 2014 se calculan en 18 millones

Las eléctricas esperan un cambio en la ley para salvar Elcogas

La central de Puertollano tiene previsto el fin de su actividad el 1 de enero de 2015

Imagen de la central Elcogás, situada en la localidad manchega de Puertollano.
Imagen de la central Elcogás, situada en la localidad manchega de Puertollano.

Dirección, accionistas y trabajadores de Elcogas en Puertollano (Ciudad Real) se encuentran a la espera de un cambio normativo que permita la viabilidad de la planta de ciclo combinado participada por las principales compañías eléctricas. En junio se anunció el cierre.

Montserrat Aguado es la responsable de relacciones exteriores de Elcogas y señala al Ministerio de Industria como el principal causante de la situación de la planta. Defiende que se han cumplido “con éxito” los objetivos para los que se creó pero que los cambios legislativos no permiten la viabilidad económica.

En concreto, son tres las modificaciones que perjudican, según la compañía, al funcionamiento de la empresa: la revisión de los peajes de acceso a la energía eléctrica para 2014, la subida al 7% de los impuestos a la producción y el final el 31 de diciembre de 2014 del Real Decreto 134/2010 que marcaba la retribución única de las centrales térmicas con carbón autóctono, como es el caso de Elcogas. El conjunto de éstas ha provocado que los costes de producción no puedan competir en 2015 con el valor de mercado.

Elcogás nació en 1996 como un proyecto experimental de innovación e investigación en el tratamiento del carbón para hacerlo de forma más ecológica através de un proceso de gasificación. En su construcción participaron las principales compañías eléctricas como Endesa, EDF, Iberdrola o EDP y tuvo una inversión inicial de 750 millones de euros, 50 de ellos provenientes de una subvención de la UE.

En 2013 sus pérdidas fueron de 13 millones de euros y esperan alcanzar los 18 millones durante este año. En 2015 alcanzaría, de no cambiar las circunstancias, los 50 millones de pérdidas, haciendo aumentar los 150 millones acumulados de los últimos años.

La portavoz de la compañía lamenta que el Gobierno no concrete un cambio normativo, aunque no especifica cuál, que permita la supervivencia de una central térmica “innovadora” que “es un referente mundial en el sector”, según afirma Aguado. Iberdrola y Endesa, dos de los princiapales accionistas no valoran la situación y se remiten a la dirección de la empresa.

Por el momento no hay concretado ningún contacto entre Elcogas e Industria para solucionar una situación que “ha empeorado en los últimos años”, según Aguado. “Se ve disposición de negociar, pero por ahora sin propuestas concretas”, afirma la portavoz.

Incertidumbre entre los trabajadores

Los 300 trabajadores de la compañía también se encuentran a la espera de un cambio que permita mantener los puestos de trabajo. Jesús Ignacio Crespo, secretario de CC OO en el comité de empresa, se muestra esperanzado en que la empresa y el Ministerio alcancen un acuerdo antes de octubre.

El represenante sindical lamenta que se vaya a cerrar una empresa que “funciona” por la falta de acuerdo entre la empresa y el Ministerio. Y es que Crespo señala que Elcogas se encuentra en medio del conflicto que tienen las eléctricas con Industria desde hace tiempo por la legislación en el sector. Sin embargo, afirma que “no hay que buscar culpables sino soluciones”.

Si finalmente no se alcanzara el acuerdo entre las partes, el 1 de enero de 2015, y tras 18 años de funcionamiento, la central echaría el cierre definitivo.

Una comarca con necesidad de soluciones

Elcogas es una más de las distintas centrales que tiene Puertollano (Ciudad Real). Sin embargo, su cierre arrastra consigo otros problemas. La primera perjudicada es la mina de carbón al aire libre de Encasur, de donde la factoría obtiene la materia prima. Junto a los 300 despidos de Elcogás llegarían otros tantos en la empresa de extracción.

La refinería que tiene Repsol en la localidad también se ve afectada. El petróleo utilizado en el proceso de gasificación del carbón en Elcogas procede de la central petrolera, por lo que también podría afectar al empleo.

Jesús Ignacio Crespo, que además de ser miembro del comité de empresa es secretario de política industrial de CC OO en Castilla - La Mancha, cifra el total de despidos en más de 1.200. “En una localidad de 50.000 habitantes afecta de forma drástica”, lamenta.

En esta misma línea se manifiesta Rafael Sánchez, teniente de alcalde de la ciudad, quien critica que la zona ya ha sufrido otros cierres como los de la fotovoltaica que a comienzos de año ya mandó al paro a 213 trabajadores. El dirigente local afirma que se encuentran en una situación “muy complicada”.

Sánchez se muestra crítico con la forma en la que se pretende llevar el cierre. En los años ochenta, la localidad ya tuvo que adaptarse gracias a la reconversión industrial. Sin embargo, lamenta que en esta ocasión no venga acompañado de una alternativa económica para la zona.

Sindicatos y partidos han convocado una manifestación en Puertollano el póximo 5 de septiembre a la que acudirán los responsables federales tanto de CC OO como de UGT. En julio ya realizaron otra protesta a la que acudieron 15.000 personas.