La compañía no tiene negocio en ese país

Gowex admitió ante el juez que detectó seis cuentas en Costa Rica

José Antonio Díaz Villanueva, auditor de Gowex, saliendo de la Audiencia Nacional el pasado 18 de julio.
José Antonio Díaz Villanueva, auditor de Gowex, saliendo de la Audiencia Nacional el pasado 18 de julio.

Si Jenaro García, fundador de Gowex, admitió ante el juez Santiago Pedraz durante su declaración como imputado, el pasado 14 de julio, que infló las cuentas de su empresa desde 2004 como si fuera lo más normal del mundo, José Antonio Díaz Villanueva, auditor de la compañía, presidente de M&A Auditores, no tuvo rubor en manifestar ante el magistrado que “no estaba en la filosofía de la empresa [en referencia a M&A Auditores] pagar a Hacienda”.

El auditor de las cuentas de Gowex desde 2008 declaró como imputado el pasado día 18 de julio quedando en libertad bajo fianza de 200.000 euros. Al no depositar la fianza Díaz Villanueva entró en prisión la pasada semana.

Cinco Días ha accedido a documentación sobre la declaración íntegra de Díaz Villanueva ante el juez Pedraz. En aproximadamente una hora el auditor de Gowex contó su labor en la empresa de wifi. “¿Pedía extractos bancarios, se ponía en contacto con proveedores para comprobar los pagos”, le preguntó el fiscal. “Normalmente no”, admitió Díaz Villanueva. “¿Normalmente o nunca?”. “Nunca”. El presidente de M&A Auditores sí dijo que había detectado seis cuentas de Gowex con dos millones de euros cada una en Costa Rica. Esta es una transcripción prácticamente literal de parte de esa declaración.

Preguntas del juez. El magistrado Santiago Pedraz interroga a José Antonio Díaz Villanueva sobre su trabajo en Gowex, cuándo comenzó, cómo...

Respuesta. Empezamos en 2008. Nos buscaron a través de una gestoría, me ofrecieron el tema y me puse en contacto con el señor Marugán [Francisco Martínez Marugán, director financiero y consejero de Gowex, imputado]. Charlé con él, le paso un presupuesto y lo firma. Empiezo a trabajar con lo normal, pido la documentación que requiero (...).

P. ¿No detectó nada?.

R. No detecto nada hasta el 4 de julio que me dicen... Detecto fallos normales, pero sin repercusión; se ha hablado de la facturación falsa pero no se como se ha hecho. De todas formas, le voy a decir una cosa, un auditor es difícil que detecte una factura falsa (...) la única manera es mirar los registros, pedir la información, el domicilio de la sociedad. Cuando una empresa vende activos materiales es más fácil, pero aquí con venta de redes o radiofrecuencias es muy complejo de detectar, en términos generales sería necesario una investigación de tipo policial.

P. ¿No le extrañó el crecimiento de la empresa?

R. Yo comparaba ese crecimiento con otras empresas de telecomunicaciones que es exponencial. En 2008 tenía tres millones en activos y facturaba unos 20 millones, pero fue creciendo hasta la última de 182 millones.

P. ¿Cuál era su contacto en Gowex?

R. Marugán, generalmente me enviaba la documentación;al resto de los miembros del consejo les veía ocasionalmente, a Jenaro García le vería tres veces.

P. ¿Alguna vez le hicieron alguna indicación sobre como tenía que hacer la auditoría?

R. No, no me dijeron nada.

Preguntas del fiscal. El fiscal Antonio Romeral pregunta sobre las declaraciones de ingresos de M&A Auditores.

Respuesta. No, no ha presentado declaración.

P. Pero sí tenían ingresos.

R. No, sí tiene ingresos pero no declaraba a Hacienda porque no está en su filosofía. Yo cobro de M&A Auditores unos cobros que no son abundantes y no los declaro.

P. El grupo tenía más empresas que Let’s Gowex, ¿hacía un estudio de todas?

R. No, porque tenía expansión por todo el mundo, que yo supiera tenía 40 sociedades de las que audité dos, y de las otras revisaba que tuvieran los papeles al día, no se auditaban nada más que las matrices.

P. ¿Cómo comprueba el pago de facturas, coge una carpeta al azar...?

R. Pido los proveedores más importantes y las 20 facturas más importantes, si me las dan punteo la cuenta mayor con los pagos.

P. ¿Punteó los pagos, dónde?

R. Se ingresaban en los bancos.

P. Usted pediría extractos bancarios, se pondría en contacto con proveedores...

R. Normalmente no.

P. ¿Normalmente o nunca?

R. Nunca.

P. Sobre las sociedades de Gowex en el extranjero, ¿le enviaban auditorías?

R. Nada, nada. Tengo las escrituras de constitución, la información sobre la contabilidad de estas sociedades me la daba Francisco Martínez Marugán.

P. ¿Detectó salidas de dinero al extranjero? Por ejemplo a Costa Rica, en Costa Rica Gowex no tiene negocio

R. Esa pregunta se la hice a Marugán y me dijo que se iban a hacer instalaciones. Hay seis cuentas de dos millones cada una, sumaban 27 millones [deberían ser 12 millones], e hice una investigación, que fue una investigación del Banco de Costa Rica, pero no pude lograr una verificación completa.

El juez le preguna sobre si tiene otros ingresos además de Gowex.

R. Sí, de otras auditoras, a partir de ahora lo tengo muy oscuro.

P. En total ¿cuánto ingresa al año?

R. Hombre eso señor juez es muy confidencial, pero calculo que unos 300.000 euros.

P. ¿Cuál es su patrimonio?

R. No tengo patrimonio, tengo cuatro hijos, trabajo y vivo, y doy de comer a mis hijos.

 

40 años auditando

Tras responder a las preguntas del juez y del fiscal, José Antonio Díaz Villanueva respondió a las de su abogado, que comienza por pedirle que explique por qué no había podido ser detectado por la policía para ir a declarar. “Tengo 73 años, llevo 40 años siendo auditor y en una semana se produce la caída en Bolsa, me dicen que es un tiburón que se ha puesto a jugar a la baja, que se va a arreglar, hablo con Jenaro, con Marugán y de repente toda la contabilidad es falsa, yo todavía no se donde está la falsedad, llamo a Marugán y veo que se me viene un problema enorme. Fue a ver a un psiquiatra que me dio una medicación y me dijo que me evadiera, dejo el despacho, busco un abogado, todos los periódicos hablando... y un día me dicen que estoy en búsqueda y captura, yo me imaginaba que me iban a citar”.

Su abogado le preguntó a continuación sobre si pensaba que su trabajo había sido correcto. “Entiendo que ha sido correcto, soy uno de los engañados, indudablemente”, contestó. El letrado también le preguntó sobre su relación laboral con Martínez Marugán. “Nos reuníamos casi todas las semanas”, dijo. El director financiero de Gowex declaró al juez que el auditor “de vez en cuando pasaba por las oficinas”.