Declaración ante el juez del exdirector financiero de Gowex

Francisco Martínez Marugán: "Jenaro es como el Quijote"

El exconsejero de Gowex contó que sólo entre el 5% y el 10% de los ingresos eran reales

"Me dijo que si decía algo no iba a encontrar trabajo, que era capaz de matar por su empresa"

Francisco Martínez Marugán, exdirector financiero de Gowex, a su salida de la Audiencia Nacional tras declarar como imputado el 18 de julio.
Francisco Martínez Marugán, exdirector financiero de Gowex, a su salida de la Audiencia Nacional tras declarar como imputado el 18 de julio.

Si Jenaro García, expresidente de Gowex, trasladó ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz una imagen de frialdad y seguridad en su declaración del pasado 14 de julio cuando admitió el falseamiento de las cuentas de la compañía, Francisco Martínez Marugán, director financiero del grupo, uno de los principales imputados en la trama de la empresa de wifi, trató de transmitir todo lo contrario.

Cinco Días ha accedido a documentación sobre la declaración íntegra de Martínez Marugán ante el juez Pedraz, del pasado 18 de julio. En algo menos de hora y media el directivo reconoció que conocía el falseamiento de cuentas de Gowex pero justificó su colaboración en la presunta estafa por su falta de carácter y la fuerte personalidad de Jenaro García. “Yo sólo era un instrumento de Jenaro”, comentó, “a veces era violento”.

Al igual que el fundador de la compañía, Martínez Marugán también aseguró que no se había enriquecido con Gowex. “Vivo en casa de mis padres”, dijo. Quizá no supiera en ese momento que su exjefe, cuatro días antes, había declarado ante el juez que en 2013 entregó un millón de acciones de Gowex en stock options a Martínez Marugán, que de haber sido ejecutadas supondrían ingresos para el director financiero de la empresa de varios millones de euros.

Esta es una transcripción prácticamente literal de la declaración del exdirector financiero de Gowex en la Audiencia Nacional.

Preguntas del juez. El magistrado Santiago Pedraz pregunta a Francisco Martínez Marugán sobre su trabajo en Gowex.

Respuesta. Entre finales de 2006, principios de 2007 entré en Gowex. Hice Económicas, entré como una persona más de administrativo, para tareas de recobro, apoyo de departamentos... Al frente de todo estaba Jenaro, el resto, el consejo, era imagen y semejanza de Jenaro. En 2007 el antiguo responsable administrativo fue despedido y Jenaro me puso al frente y a partir de ahí, pues me empezó a ordenar, a darme clientes a los que facturar, cómo y en concepto de qué. En 2008 Jenaro adquirió once compañías y me comentó que aquello estaba relacionado con altos cargos directivos, que se podían ganar una comisión vendiendo ancho de banda, me siguió diciendo que había que facturar, me fui preocupando (...).

Facturaba lo que me decía Jenaro en esas once compañías a través de las que en teoría se cobraban comisiones.... Iba pasando el tiempo y yo veía que no se cobraba, se lo comentaba a Jenaro y me decía que no me preocupara... Total, que en 2010 seguimos en esa dinámica y me propone constituir otras diez sociedades, entonces ya la cosa, pues... me sorprende, me empecé a preocupar, no le veía sentido... Total, que hablé con él, Jenaro yo esto no lo veo y bueno, la personalidad de Jenaro puede ser muy violenta en algunos casos, me montó una bronca imporante, me reconoció que lo estaba haciendo para aumentar la facturación. Me dijo que si decía algo se iba a encargar de que no encontrara trabajo, de que era capaz de matar por su empresa y yo ya no vi salida. Contárselo esto para mí es una liberación (...).

Jenaro a veces me daba abrazos y otras semanas no me hablaba, le comparaba con el Quijote, si me permite la expresión.....

P. En esas sociedades se ponen testaferros

R. Me puse en contacto con Sociedades Urgentes [empresa de creación de sociedades en poco plazo de tiempo dirigida por Ramón Cerdá; imputados por casos como Gurtel, Nueva Rumasa o Marsans emplearon esta compañía para adquirir sociedades empleadas como pantallas]. Jenaro me dio un teléfono... Me limitaba a poner lo que decía Jenaro (...).

Cobraba 80.000 euros brutos al año, algunos bonos, desde hace dos años no he cobrado ningún bono.

P. ¿Quién hacía la auditoría; el auditor pedía mucha información, se ponía pesado? Sabiendo lo que pasaba ¿no temía que el auditor lo viera?

R. La auditoría la hacía M&A Auditores (...) Al señor Villanueva [José Antonio Díaz Villanueva, auditor de las cuentas de Gowex, ingresó ayer en prisión al no haber pagado la fianza de 200.000 euros impuesta para eludir la cárcel] lo presentó Jenaro; yo le enviaba la documentación y nada... de vez en cuando pasaba por las oficinas. A veces se ponía pesado y se le daba documentación; me daba miedo que algún día lo descubriera.

Preguntas del fiscal. [Tras el magistrado, preguntó el fiscal, Antonio Romeral]. En 2010 en una ampliación de capital hay emisiones con prima de emisión ¿cómo se calculaban?

R. Lo hacía todo Jenaro, no lo se, mi título de director financiero era a efectos del papel, yo era un instrumento de Jenaro.

P. De las ventas totales, ¿qué parte era la real, qué porcentaje? [Gowex comunicó ventas en 2013 de 182 millones de euros].

R. La mayor parte era la que apuntaba Jenaro, entre un 5% y un 10%.

P. ¿La irreal?

R. No, la real.

P. Hay salidas de fondos a Costa Rica ¿por qué se movió ese dinero?

R. Eso lo organizó Jenaro, cuando yo le comentaba que esa gente no pagaba me dijo que había abierto una cuenta de Costa Rica y que ahí ingresó dinero de cuentas ficticias (...).

Tras responder al fiscal, el juez le pregunta por su patrimonio.

R. Tengo hipoteca, ahora vivo en casa de mis padres, mi futuro es muy incierto no tengo nada.

[Tras las respuestas al juez, al fiscal y a su abogado, el magistrado le comunicó las medidas cautelares impuestas, entre ellas 50.000 euros de fianza. Al acto también asistió el abogado de Jenaro García, José María de Pablo. Francisco Martínez Marugán terminó su declaración diciendo: “Muestro mi arrepentimiento, ha sido una auténtica liberación, era una pesadilla lo que estaba viviendo”].

Un millón de títulos en stock options

El 14 de julio declaró como imputado por el caso Gowex el expresidente y fundador de la compañía, Jenaro García. En su declaración ante el juez Santiago Pedraz, de la Audiencia Nacional, García aseguró que parte de venta de acciones registradas en sus sociedades respondían a acciones entregadas como stock options a directivos del grupo.

En otra parte de su declaración precisó que había entregado a Francisco Martínez Marugán un millón de acciones en opciones sobre acciones en 2013. “Francisco tiene acciones, vía stock options se le transmitió un millón de acciones, no se cuántas tendrá ahora”, afirmó.

El expresidente de Gowex insistió varias veces durante su declaración que él no se había enriquecido vendiendo acciones de Gowex. “Vivo de alquiler, mis muebles son de Ikea y mi coche tiene diez años”, dijo. Al igual que su jefe, Martínez Marugán también trató de transmitir una imagen de hombre arruinado. “Ahora vivo con mis padres (...)”. Negó haber recibido bonus en Gowex en los dos últimos años y dijo cobrar 80.000 euros brutos al año (Jenaro contó que cobraba 100.000 euros brutos anuales).

Sobre Florencia Maté, esposa de Jenaro Martín, exconsejera de Gowex y también imputada, Francisco Martínez Marugán dijo de ella que no debía saber nada de la falsificación de cuentas. “Era una pobre mujer, si se me permite la expresión”, comentó el exdirector financiero de Gowex al juez. “Nunca aparecía por el consejo, en los últimos tiempos llevaba relaciones internas con inversores, no tenía despacho”, dijo.