Abiertos a futuras compras

CaixaBank pedirá 7.000 millones de liquidez en la macrosubasta del BCE

El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, junto con el nuevo consejero delegado, Gonzalo Gortázar.
El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, junto con el nuevo consejero delegado, Gonzalo Gortázar.

El nuevo consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, considera que aún es pronto para pensar que el crédito se va a estabilizar, aunque sí se detecta ya una recuperación en a financiación y en su demanda.

El desapalacancamiento se irá reduciendo "de forma natural", explicó, para añadir que ya en el segundo trimestre de año se han detectado crecimientos positivos del crédito.

 En su primera intervención pública como consejero delegado, Gortázar, no tuvo ningún reparo en declarar que CaixaBank acudiría a la macrosubasta del BCE que se pondrá en marcha en septiembre. Y facilitó la cifra, espera pedir 7.000 millones de euros, más o menos, el equivalente al 7% de su cartera crediticia sin tener en cuenta las hipotecas y el crédito al sector público.

 Bankinter, otro banco que también acudirá a esta subasta, como casi todos, pedirá unos 1.700 millones de euros.

 Górtazar, de cualquier modo, no cree que esta medida del BCE provoque una guerra del crédito, como estiman otros colegas suyos. "No vamos a una guerra, pero sí a la normalización del crédito", explicó, para añadir que la megasubasta de liquidez es buena y sana. "Es un empujón para las pymes. El crédito será más barato y eso acelerará el crecimiento de la economía". Además, considera que se contribuirá a apuntalar la mejora de los márgenes.

Los bancos europeos podrán pedir ese año en septiembre y en diciembre financiación a un tipo del 0,25%. Esta medida, que se repetirá trimestralmente, aunque pueden variar las condiciones, tiene una vigencia de cuatro años, hasta 2018.


Abiertos a nuevas compras

Gortázar ha intentado quitar hierro al hecho de que BBVA se convierta en su más directo rival en Cataluña tras haber ganado la subasta para comprar Catalunya Banc.

"No nos sabe mal no habernos llevado Catalunya Banc. Si nos la hubiéramos querido quedar en esas condiciones [en referencia a las de BBVA] las hubiéramos presentado también", explicó. Afirmó que pese a que BBVA solo tiene 80 oficinas menos que CaixaBank en Cataluña tras la compra de CX la entidad que preside Isidro Fainé "no vamos a cambiar nuestra posición".

Tras felicitar a BBVA por haber ganado esta subasta y al FROB por su venta, el banquero considera que CaixaBank tendrá más oportunidades para crecer con compras. Y no solo se refirió a Barclays, cuya filial española está en venta y en la que participa muy activamente.

El ejecutivo considera que el mapa bancario español aún está sin consolidar. Cree que durante dos o tres año se producirán otras oportunidades de compra de bancos en el país, y que CaixaBank tiene la solvencia, rentabilidad y tamaño para asumir nuevas compras.