Fuera de España los coches de GNC son una alternativa real

Una “alternativa más sostenible y económica” a los coches de gasoil y gasolina

economia domestica

Hablar a la hora de repostar de kilos en vez de litros. Según fuentes consultadas, la alternativa a los coches de gasoil y gasolina puede estar más cerca. Se trata de vehículos que funcionan con gas natural comprimido y que son menos contaminantes y más económicos. Estos coches necesitan un combustible poco usado para los coches, el gas natural, un carburante con muchas ventajas.

Cuando repostamos gas natural para el coche, cargamos kilos de combustible no litros. El kilo de gas cuesta menos de un euro. Lo que supone un ahorro del 55% con respecto a combustibles mayoritarios como gasolina y gasoil.

La principal ventaja de este combustible es el bajo coste por kilómetro. El gas natural es un combustible muy competitivo desde el punto de vista económico comparado con el gasóleo y la gasolina, ya que se consigue lograr un ahorro entre el 25% y el 50%. Además la composición del precio del gas natural hace que sea más estable frente a las variaciones del precio del petróleo. En modo gas tiene una autonomía de 420 km y cuando finaliza se cambia a consumo gasolina. Con 20 euros se puede hacer un viaje sin repostar desde Madrid a Barcelona (420 Km) frente a 196 km con gasolina y 292 Km con gasoil

Otra de las ventajas es que es más ecológico utilizar esta tipo de combustible. Es más limpio, contamina menos. Una solución al problema de contaminación que sufren las grandes ciudades.

Reduce en más de un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y en casi el 100% las partículas en suspensión, principales contaminantes que afectan a la salud humana, y a nivel global, hasta en un 20% las emisiones de CO2, principal gas de efecto invernadero.

Los motores de gas natural producen hasta un 50% menos de emisión sonora y vibraciones que los motores diesel.

El comportamiento del motor casí no varía y aumenta la duración del motor a largo plazo.

Fácil de repostar, aunque una de las principales desventajas en el uso de los coches de GNC (gas natural comprimido) es el número de estaciones de servicio disponibles y la oferta de vehículos nuevos.

Y es que lo que hace falta para el triunfo definitivo del uso de gas natural como combustible de uso mayoritario, es el incremento del número de estaciones de servicio. Actualmente contamos con 81 estaciones en todo el territorio español. La mayoría se concentran en Madrid y Cataluña y son propiedad de Gas Natural Fenosa.

Así como ampliar la oferta dentro de la industria automovilística. El mayor parque de automóviles movidos por gas natural está en camiones y transporte público. Natural&bio Gas Vehicle Association presenta una lista de 25 vehículos disponibles con motor a gas natural.

Otra desventaja es el tamaño de los depósitos que restan capacidad del maletero y otras piezas mecánicas, ya que el metano se almacena a más presión en depósitos más voluminosos.

Según la Asociación Española de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA), las reservas probadas de gas natural convencional y no convencional alcanzan los 250 años, por lo que se garantiza su disponibilidad a largo plazo.

En el mundo hay 7 millones de vehículos a gas natural, la mayoría en Italia y Argentina. Fuera de España, los coches con GNC de serie están apoyados por el Plan Pive.

A medida que aumenta la red de repostaje y el conocimiento por parte de los usuarios privados puede ser una realidad a medio plazo.

Consejos conducción eficiente

Para una conducción eficiente hay que tener en cuenta una serie de aspectos básicos como realizar un buen mantenimiento, el uso de la primera marcha sólo para comenzar a circular y circular con marchas largas. Regular la velocidad, manteniendo una velocidad lo más uniforme posible.

Controlar el peso en la parte trasera. Cerrar las ventanas para no provocar resistencia y por tanto, mayor consumo..

Limitar los accesorios exteriores. Moderar el uso del aire acondicionad. Que aumentan el consumo de carburante y las emisiones de CO2

Intentar no viajar solo y compartir el coche.