El secretario general del PSOE quiere relanzar el Estado de bienestar

Pedro Sánchez: "Hay que emprender una nueva transición económica"

Promete derogar la reforma laboral si llega a gobernar

Arremete contra los paraísos ficales

Pedirá explicación a Rajoy por el dispendio del rescate banacario

El flamante secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha proclamado hoy que los socialistas están “de nuevo en pie para cambiar España una vez más” y aseguró que “hoy es un mal día para la derecha española, que quiere imponernos su moral y erosionar el Estado del bienestar; para los de los sobres llenos y las conciencias vacías, para los tramposos que se envuelven en banderas de España pero se llevan el dinero a paraísos fiscales”. Así se expresó en la clausura del congreso federal extraordinario celebrado este fin de semana en Madrid que le ratificó en el cargo.

 En una intervención de una hora, Sánchez hizo hincapié en que su reto es ganar las próximas elecciones “lo hemos hecho dos veces y estamos en marcha para hacerlo una tercera” -dijo- con un proyecto “alternativo” al PP y dirigido a una “clase media y trabajadora que se siente desamparada” en un país “hastiado, indignado y herido”.

A modo de discurso de candidato a la presidencia del Gobierno, Sánchez consideró que hay que emprender una “segunda transición económica, en defensa de la clase media y trabajadora”, y llamó a poner en pie una “alternativa económica socialista”, que impulse el desarrollo y que garantice el Estado del bienestar.

Con multitud de menciones a los líderes territoriales, a los expresidentes Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y a su predecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba, el nuevo líder socialista ha implicado a todo su partido en la tarea de “modernizar el PSOE y modernizar España”, a la vez que ha propuesto “cambiar la indignación por la confianza”. Sánchez reiteró que lo primero que hará cuando gobierne sea derogar la reforma laboral; ha defendido una España donde no haya “generaciones perdidas ni olvidadas”, y ha abogado por defender el intereses general frente a los “muchos lobbies que influyen en los gobiernos”.

Y adelantó que va a exigir a Rajoy en el Congreso que explique el “despilfarro” de 11.500 millones de euros que ha supuesto “malvender” Catalunya Banc al BBVA, y ha dicho que él el “compadreo” se lo deja a “Aznar, Rato, Blesa y compañía”.En su empeño por remarcar las “diferencias con la derecha”, apeló sobre todo a la “igualdad en la economía” y prometió una ley de igualdad salarial entre hombres y mujeres.

Respecto a Cataluña, Pedro Sánchez insistió en que la vía federalista es la “única” posible, porque es la que “garantiza la unión de los pueblos de España.pañoles voten”.

El congreso extraordinario del PSOE se limitó a ratificar al nuevo secretario general, que había sido elegido por los militantes en un proceso en el que compitió con Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias. El sábado se avanzaron algunos de los nombres que compondrían la ejecutiva federal, como el de Micaela Navarro, exconsejera de Salud de la Junta de Andalucía, y... que será la presidenta del PSOE, y César Luena, como secretario general de organización. La federación andaluza se ha llevado ocho puestos.

Navarro declaró ayer que que no hay “ningún tutelaje” del PSOE-Andalucía, la federación más importante de España, sobre la Ejecutiva federal configurada por Pedro Sánchez, en la que los socialistas andaluces contarán con ocho miembros y con Susana Díaz como miembro nato. El nuevo secretario general tomó el relevo el sábado de su antecesor, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien dijo que no abandona la política, sino que mantendrá sus compromisos.

 

Nueva ejecutiva con cierta polémica

La nueva comisión ejecutiva federal del PSOE fue respaldada por el 86,19% de los votosen el congreso extraordinario de este fin de semana. El nuevo secretario general, Pedro Sánchez ha configurado una Ejecutiva con un peso importante de Andalucía, que asume la coordinación de la Política Federal en diferentes niveles.

El nuevo equipo ha recibido las quejas de los rivales de la consulta a los militantes (que dio el triunfo a Sánchez), Eduardo Madina y José Antonio Pérez Tapias, que han denunciado falta de “integración”, y el malestar de la federación asturiana, cuyo presidente, Javier Fernández, ha reconocido que no se han cumplido sus “expectativas” (ha sido sustituido en la secretaría de Política Federal por Susana Díaz. Pero finalmente señaló que el resultado es “bueno” y que ahora ya aplica “amnesia inmediata”. 

Cinco barones tendrán un cargo de secretario (La Rioja, Canarias, Comunidad Valenciana, País Vasco y Navarra) y otros cuatro (Madrid, Castilla-La Mancha, Galicia y Baleares), de vocales. Patxi López, líder de los socialistas vascos asumirá la secretaría de Acción Política.