Propuesta de la Comisión Europea

¿Quién está a favor y quién en contra de las sanciones a Rusia?

¿Quién está a favor y quién en contra de las sanciones a Rusia?

Los países de la Unión Europea (UE) han empezado discutir una propuesta de la Comisión Europea y el Servicio Europeo de Acción Exterior para imponer posibles sanciones económicas a Moscú por no hacer lo suficiente por rebajar la tensión en Ucrania. Los países han dado un nuevo paso al pedir a la Comisión Europea preparar las propuestas legislativas para dar forma a las sanciones. Con todo, las negociaciones continúan porque no hay una postura unánime.

La amenaza con reformar las sanciones se acentúa después del derribo del avión de Malaysia Airlines la pasada semana al este de Ucrania, en una zona controlada por grupos separatistas prorrusos, y la escasa colaboración por parte de las autoridades de Moscú con la investigación.

Los embajadores de los Veintiocho países miembros de la UE empezaron ayer a discutir en Bruselas una propuesta de la Comisión Europea y el Servicio Europeo de Acción Exterior para imponer sanciones económicas a Moscú, y acordaron continuar sus debates con vistas a prolongarlos la semana que viene, dijeron a Efe en fuentes comunitarias. Se trata de pasar a las sanciones económicas, llamadas de “fase tres”, si Rusia no coopera plenamente con la recuperación de los restos de las 298 víctimas que murieron en la caída del avión de Malaysian Airlines.

La portavoz comunitaria de Exteriores, Maja Kocijancik, confirmó en la rueda de prensa del viernes de la CE que “las propuestas se están preparando y serán aprobadas pronto”, a la vez que señaló que los representantes de los Estados miembros las analizarán en una reunión prevista para el próximo martes, cuando “tendremos más claridad sobre los próximos pasos”.

Sin embargo, la división de los países europeos es patente, con muchos gobiernos europeos preocupados con proteger el crucial abastecimiento de energía rusa y los vínculos empresariales con Moscú. Mientras que países como Reino Unido y Holanda han reclamado públicamente la necesidad de imponer más sanciones, otros países, entre los que se incluyen Francia y España, se han mostrado más tibios. “Aún falta trabajo pero hay consenso” sobre las nuevas medidas restrictivas, indicaron a Efe en fuentes comunitarias, a la vez que advirtieron de que “no será llegar y firmar”.

El llamamiento a endurecer las sanciones lo lidera el primer ministro británico, David Cameron, quien ha defendido pasar ya a la tercera fase de sanciones económicas, comerciales y energéticas contra Moscú, para lo que cuenta con el apoyo de Polonia y los países bálticos.

Mientras, la canciller federal de Alemania, Angela Merkel, sostiene también endurecer las sanciones contra Rusia, si bien en el marco del Consejo Europeo y con un acuerdo de por medio.

Por su parte, el presidente francés, François Hollande, ante la importancia de las relaciones comerciales de su país con Rusia, se ha mostrado más distante con el endurecimiento de las relaciones. Aunque Hollande ha amenazado con reforzar las sanciones, en la práctica no ha sido así y ha rechazado suspender la entrega de un buque de guerra a Moscú tal y como se le reclamó desde diversos ámbitos tras el derribo del avión de Malaysia Airlines.   

El ministro español de Exteriores, José Manuel García-Margallo, aseguró hace unos días que "las sanciones se imponen en función de una determinada conducta, que será juzgada en función de determinados parámetros". Margallo se refirió a la "colaboración de las autoridades rusas en la recuperación de cadáveres, que es lo que más angustia" a Holanda.

En marzo, tras la anexión de los territorios ucranianos de Crimea y Sebastopol por parte de Rusia, los Veintiocho pidieron a la CE empezar a preparar medidas de calado económico.

Según publicó el diario Financial Times, las medidas que estudia aplicar la UE incluyen la prohibición para que los europeos compren nueva deuda o acciones emitidas por los mayores bancos de Rusia, informó Efe.

El memorándum de diez folios que ha preparado por la Comisión Europea, y que se ha distribuido a los países de la UE, también propone prohibir a los bancos rusos hacer nuevas emisiones en los mercados europeos, agrega el FT.

Así, los bancos rusos tendrían prohibido utilizar Londres u otro mercado de valores de la UE para recaudar fondos de no europeos.las medidas serían muchos más amplias que las sanciones impuestas por Estados Unidos este mes, que sólo tenían como blanco a dos bancos rusos, Gazrombank y VEB, ya que la propuesta de la UE afectaría a todos los bancos con más del 50 por ciento de propiedad pública, dice el Financial Times.

Las instituciones financieras de control estatal forman la mayor parte de los activos bancarios en Rusia, recuerda el periódico.

Además, este viernes se publicó en el Diario Oficial de la UE el acta legal con la lista actualizada de sancionados rusos y ucranianos por amenazar la soberanía y estabilidad de Ucrania, a la que los embajadores dieron su visto bueno el jueves.