_
_
_
_
_
El selectivo avanza un 0,1%

El Ibex cierra plano con el bono a diez años en nuevos mínimos históricos

Vista de un panel de la Bolsa de Madrid.
Vista de un panel de la Bolsa de Madrid.EFE

En una sesión más bien anodina en las Bolsas, el interés del bono español a diez años ha vuelto a marcar nuevos mínimos históricos en el mercado secundario de deuda. La rentabilidad de la deuda española con vencimiento a una década ha caído hasta el 2,55%, con la prima de riesgo en los 140 puntos básicos. También ha descendido la rentabilidad del bund alemán, que se sitúa en el 1,14%. La deuda periférica ha dejado atrás la volatilidad vivida por la crisis de Banco Espírito Santo, que afectó a la deuda soberana lusa y, de rebote, al resto de países periféricos. Ante las tensiones geopolíticas, de hecho, la deuda española está sirviendo como refugio para los inversores. 

A duras penas las Bolsas intentan abrirse camino entre los temores por las tensiones geopolíticas. Los resultados empresariales ejercen como el principal motor de unos mercados que siguen vigilando de reojo la situación en Ucrania y Gaza. Sobre todo, por las posibles nuevas sanciones de la UE a Rusia. En una sesión sin referencias macroeconómicas de calado, han vuelto a ser las cuentas corporativas del segundo trimestre la clave para los mercados. El Ibex cierra con un alza del 0,1% hasta los 10.659,1 puntos. Las mayores subidas del día han sido las de BME (+2,24%) y FCC (+1,72%), mientras Abengoa (-1,9%) y Jazztel (-2,27%) registran los mayores descensos. Iberdrola sube un 0,4% y Abertis cae un 0,51% tras presentar sus resultados. A cierre de sesión hará lo propio Mediaset.

Los inversores han vuelto a optar por las compras, aunque la tensión sigue siendo elevada en Ucrania. Preocupa, sobre todo, que una posible nueva ronda de sanciones de la Unión Europea a Rusia por su actitud en el conflicto ucraniano pueda dañar a la economía de la UE. Mañana, los 28 podrían aprobar un embargo de armas a Rusia y nuevas sanciones que incluirían la prohibición de realizar transacciones financieras con algunas entidades de aquel país. Hoy, Angela Merkel ha criticado la actitud de Rusia en las investigaciones por el avión derribado la semana pasada en Ucrania y ha afirmado que podrían llegar nuevas sanciones. Hoy, dos cazas del ejército ucraniano han sido abatidos y las autoridades de aquel país han dicho que las aeronaves fueron alcanzados por misiles lanzados desde territorio ruso.

Desde Link Securities explican que “el alcance de estas sanciones no está claro y permanecerá como un foco de incertidumbre, lastrando la confianza de los inversores hasta que se resuelva, por el efecto que estas sanciones puedan tener en la economía europea –y así lo está reflejando el descenso del euro contra el dólar”. La depreciación de la moneda única es, de hecho, uno de los titulares de la sesión. El euro se cambia a 1,346 dólares, su nivel más bajo desde noviembre del año pasado. También influye en este movimiento en el mercado de divisas el hecho de que la Reserva Federal estadounidense y el Banco Central Europeo estén en momentos distintos de su política monetaria, con el organismo presidido por Janet Yellen en retirada de su política de estímulos y el liderado por Draghi, aprobando nuevas medidas no convencionales.

La sesión apenas ha contado con referencias macroeconómicas. En Europa solo se ha conocido la cifra del déficit de la zona euro en el primer trimestre, que cayó hasta el 2,7%, y la del índice de confianza de los consumidores en junio, que descendió 0,9 puntos hasta los -8,4. En el Ibex ha pasado desapercibida la revisión al alza de las perspectivas de crecimiento del Banco de España, que augura un aumento del PIB del 1,3% para este año.

El PSI 20 portugués se desmarca del resto de Bolsas europeas y avanza un 1,55%, el mayor ascenso del día en el Viejo Continente, gracias a Espírito Santo. La entidad lusa, que ha sufrido una sangría bursátil en las últimas semanas por las dudas sobre la situación financiera de su matriz, ha vivido hoy una sesión de frenesí y sube un 14,3%, tras conocerse que Goldman Sachs y Desco han tomado sendas participaciones del 2.27% y del 2.71%. Por otro lado, el banco ha pospuesto la presentación de sus resultados trimestrales hasta el 30 de julio, cuando tenía previsto hacer públicas sus cuentas este viernes. 

La gasolina de las subidas proviene de los resultados de las empresas del otro lado del Atlántico. De las 116 compañías del S&P 500 que han presentado resultados, 83 han batido las previsiones del consenso de analistas, según las cifras facilitadas por Factset. Ayer por la noche, Microsoft y Apple, publicaron sus cuentas el toque de campana en Wall Street, y hoy el mercado premia a ambas firmas con alzas. Entre las compañías que presentan hoy sus resultados al otro lado del Atlántico se encuentran Facebook, Boeing (que ganó un 52% más en el segundo trimestre) y AT&T. El Dow Jones de industriales se deja un 0,2% en la apertura de sesión, mientras que el selectivo S&P avanza un 0,1% y el Nasdaq tecnológico, un 0,3%.

Más allá de los resultados empresariales, los inversores han estado pendientes de la publicación de las actas de la última reunión del Banco de Inglaterra, que reflejan que existió unanimidad entre los miembros del órgano de Gobierno de la insitución para mantener en el 0,5% los tipos de interés en el Reino Unido. El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, ha dicho en una conferencia que la subida del precio del dinero en aquel país vendrá determinado por los datos y el estado de la economía británica. Carney también ha explicado que, cuando se produzca la subida de tipos, esta será "gradual y limitada" porque la economía británica todavía tiene retos que afrontar.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_