Desde Italia a todo el mundo

Nutella, la crema de avellanas de la posguerra

La famosa merienda fue creada hace 50 años por un pastelero del Piamonte

En España compite con Nocilla

Nutella, la crema de avellanas de la posguerra

A pesar de que desde los años sesenta los niños españoles han merendado con Nocilla, otra marca italiana le llevaba la delantera: Nutella. La famosa crema de avellanas que gusta a mayores y pequeños celebra su medio siglo de vida. Fue creada en 1964 por Michele Ferrero, que ideó el primer frasco del producto que a día de hoy sigue siendo consumido por millones de personas en todo el mundo.

La historia comienza en 1946 con Pietro Ferrero, repostero de la pastelería Alba –donde la familia sigue manteniendo su establecimiento más grande en el Piamonte (Italia)–, quien creó una receta llamada Giandujot, nombre de un famoso carnaval local. La época era difícil, con la posguerra era imposible encontrar alimentos para sobrevivir. Ferrero no cayó en el desánimo y decidió que la solución podía pasar por aprovechar un fruto de la naturaleza: las avellanas.

Y así consiguió elaborar una barra de chocolate con pasta gianduja, a base de avellana, envuelto en papel de aluminio que se corta y se mete en el pan. Se elaboraba con una gran cantidad de avellanas para reducir la cantidad de cacao y azúcar.

En 1951, Ferrero, que continuaba dándole vueltas a cómo ser creativo, tuvo la idea de transformar ese chocolate en supercrema, una textura cremosa, fácil de extender, de avellana y cacao. Pero fue su hijo, Michele Ferrero, con la misma inquietud que su progenitor, quien creó en 1964 el primer frasco de una nueva crema de avellanas. El nombre surgió fruto de la combinación de la traducción de avellana, en inglés nut con el sufijo dulce ella, de origen latino.

Cronología

Nutella, la crema de avellanas de la posguerra

1940. La historia comienza en Alba, en 1942, donde Ferrero todavía tiene su establecimiento más grande. Allí Pietro Ferrero abrió un taller en la Via Rattazzi, donde comenzó a experimentar e inventar cosas. La esposa Piera gestiona la pastelería Biffi en Via Maestra. Son tiempos difíciles.

1950. En la compañía entra un nuevo miembro de la familia: Michele, hijo de Pietro, que con demostró una gran habilidad de gestión y visión de un verdadero empresario. Será quien lleve, tras el fallecimiento de su hermano Pietro, a la compañía al tamaño de multinacional. La nueva década lleva el nombre de Ferrero a todas las regiones de Italia, gracias a la flota de 200 camiones, que se convertirán en más de mil, años más tarde. Los empleados se acercan al millar y la producción llega a 3.800 toneladas por año.

1966. Nace Nutella, la crema untable más conocida en el mundo, un producto que en el mercado español compite con Nocilla, creada en esta misma década por el fabricante de pastillas de caldo Starlux. En 1968 nace Kinder Chocolate, la tableta de chocolate rellena de leche. En 1969 Ferrero llega a Estados Unidos, abriendo una oficina en Nueva York.

1974. Aparece en el mercado Kinder Sorpresa, el original huevo de chocolate con sorpresa. Se abre mercado en Puerto Rico, Ecuador y se extienden a Asia.

1997. Una nueva generación entra en la empresa: Pietro y Giovanni, hijos de Michele. En 2013 el grupo Ferrero factura 8.100 millones de euros, un 5,6% más que el ejercicio anterior. Cuenta contaba con 30.105 colaboradores, de los cuales 24.797 son trabajadores y 5.308 colaboradores externos.

Detrás de esta historia se encuentra el trabajo en equipo con su esposa Maria Franca. Juntos se convirtieron en los primeros productores italianos de dulces después de la Segunda Guerra Mundial. Abrieron plantas de producción y oficinas en el extranjero dentro del sector de la confitería, germen que convirtió la empresa en un grupo internacional. Hay que volver la vista sus comienzos, en los años cuarenta, para descubrir las raíces de este éxito. Fue la época en la que Piera y Pietro, los padres de Michele, transformaron su pastelería en una fábrica. Fueron los primeros pasos hacia el éxito, al que también contribuyó Giovanni, hermano de Pietro, que organizó una red de ventas y que murió en 1949.

La historia de Ferrero continúa, la familia empresarial ha llegado a la tercera generación. Pietro y Giovanni Ferrero, hijos de Michele y Maria Franca, trabajaron juntos el grupo como directores generales durante más de 10 años, hasta que fallece uno de los hermanos, Pietro. Hoy día, Giovanni Ferrero sigue al frente de la empresa familiar, que se rige por el lema, en el que se basa la Fundación Ferrero:trabajar, crear, dar.

El grupo es una referencia dentro del ranking mundial de empresas de alimentación. Y su obsesión sigue siendo elaborar nuevos productos, en base a la vanguardia que han revolucionado los hábitos alimenticios de millones de consumidores. Un ejemplo son los diferentes rellenos de sus famosos bombones Ferrero Rocher.

El grupo está presente en los cinco continentes, cuenta con 38 compañías y 18 fábricas, en las que trabajan más de 21.000 personas.

En España, a comienzos de 1960, el grupo Starlux, conocido por fabricar pastillas de caldo, se inspiró en Nutella para elaborar su propio producto para el mercado nacional. Ynació Nocilla, con una publicidad que cantaba y ensalzaba los ingredientes básicos: “leche, cacao, avellanas y azúcar”. El primer eslogan de Nocilla fue ¡Qué merendilla!. Para llegar a los más jóvenes, Nocilla patrocinó campamentos deportivos, juegos infantiles e invirtió en publicidad. De este modo, Nocilla se situó como principal marca en su sector.

En 1997, Starlux vendió la firma al grupo Knorr y más tarde pasó a manos de la multinacional anglo-holandesa Unilever. Cinco años después, los propietarios de la marca se la vendieron al Grupo Nutrexpa, conocida por ser el fabricante del Cola Cao. Bajo su mando, Nocilla lanzó nuevos sabores y otros productos de bollería.

200 millones de euros en España y lucha contra la obesidad infantil

Nutella, la crema de avellanas de la posguerra

El grupo Ferrero entra en España en 1988. Abren oficina de Barcelona y lo hacen con sus tres productos estrella:los bombones Ferrero Rocher, la crema Nutella y los huevos con sorpresa Kinder. Después de 25 años en el mercado español, el grupo Ferrero cuenta con más de 155 empleados entre España y Portugal y una facturación anual de 200 millones de euros.

Los bombones Ferrero Rocher, famosos gracias a sus campañas de publicidad, y los huevos Kinder Sorpresa tuvieron una gran aceptación, y en 1990 su comercialización ya se realizaba directamente a través de los principales canales de distribución, pero también en las pequeñas tiendas de alimentación, de manera que se adaptaban la propuesta y los formatos en función de cada tipo de establecimiento.

En esa misma década la compañía se consolida en el mercado nacional un producto icónico a nivel internacional como Nutella, la crema de untar de cacao y avellanas. En este nuevo siglo, el grupo Ferrero sigue apostando por el mercado nacional y por el lanzamiento de nuevos formatos:de hecho para conmemorar el medio siglo de Nutella ha lanzado unos nuevos frascos. Pero también tiene un compromiso con la sociedad.

Desde 2007, Ferrero colabora con el programa Thao, con el fin de prevenir la obesidad infantil en España. Asimismo, ha impulsado el proyecto Kinder+Sport, una iniciativa para promover entre niños y jóvenes el ejercicio físico, la práctica deportiva, y una vida sana.