El grupo se dispara en Bolsa

Ackam fracasa en su intento de tumbar Herbalife

William Ackman, del hedge fund Pershing Square Capital Management, hoy en Nueva York.
William Ackman, del hedge fund Pershing Square Capital Management, hoy en Nueva York.

Mientras que Bill Ackam, fundador del hedge fund Pershing Square Capital, iba hablando, las acciones de Herbalife no paraban de subir.

Ackam aseguró el lunes que provocaría el colapso del grupo de dietética con los datos que aportaría el martes en una conferencia en Nueva York. Pero, tras casi cuatro horas de conferencia, las acciones de Herbalife se han disparado, superando a media sesión los 62 dólares por acción, cerca de un 16% más que el lunes.

La conferencia de Ackam se ha podido seguir, por si había alguna duda de las pretensiones del millonario, a través de la web herbalifepyramidscheme.com. Quizá todavía sea pronto para analizar la incidencia de la conferencia de Ackam sobre la actividad del grupo estadounidense, pero, por un seguimiento no constante de la misma que ha hecho este diario, no puede decirse que haya aportado pruebas definitivas en contra de Herbalife. En realidad ha recordado bastante a otra larga conferencia que Ackam ofreció en diciembre de 2012 titulada ¿Quién quiere ser millonario?, en referencia a las ganancias que supuestamente lograría quien apostara en contra de la cotización de Herbalife.

El inversor había elevado las expectativas el lunes sobre su investigación al asegurar que era el trabajo de su vida y que demostraría un "fraude increíble"; de hecho sus declaraciones sí que sirvieron entonces para hacer caer la cotización del grupo, que el lunes perdió un 10% de su valor en Bolsa.

En su conferencia Ackam ha asegurado que el presidente de Herbalife, Michael Johnson, ha vendido desde 2007 acciones del grupo valoradas en 155 millones de dólares. También ha recordado que diversas instancias estadounidenses investigan al grupo.

En un comunicado Herbalife ha asegurado que Pershing Square Capital trata de manipular el valor de Herbalife para obtener beneficios económicos. "Pershing ha estado dispuesto a pagar recompensas millonarias a cualquier persona dispuesta a generar publicidad negativa en contra de Herbalife", asegura la multinacional estadounidense.

Los ataques de Ackam lo que han provocado es algo parecido a tirar carne cruda a un mar de tiburones. Otro gran inversor, Carl Icahn, se convirtió ahora hace un año en el primer accionista de Herbalife, con más del 16% del capital. En el accionariado del grupo también figura, según datos consultados en Bloomberg, otro reconocido inversor: Soros Fund Management posee el 5%.

Herbalife comercializa sus productos a través de distribuidores independientes –no en tiendas, salvo en China– que venden los artículos que previamente han comprado a la compañía. En 2008 –Lehman Brothers se derrumbó en septiembre de ese año– Herbalife contaba con 1,7 de distribuidores en el mundo;ese año facturó 2.359,2 millones de dólares. En 2013 el grupo registró un negocio de 4.825,3 millones de dólares con 3,7 millones de personas dedicadas a la venta de sus productos.

España se ha convertido en el tercer mayor mercado europeo de Herbalife, tras Rusia e Italia. En sus cuentas de 2013 la compañía indica que en España su facturación creció en 15,4 millones de dólares, un incremento del 29,1% respecto al año anterior. El grupo explica ese aumento de la facturación –que no detalla en cifras absolutas– gracias “al efecto positivo del aumento de la participación de miembros y el reclutamiento”.

En España, donde patrocina a equipos de fútbol, baloncesto y otros deportistas, entre ellos a los jugadores de fútbol mejor pagados del mundo, Messi y Cristinao Ronaldo, más de 30.000 personas distribuyen los artículos de Herbalife. Desde la filial española se indica que en 2012 se facturó en España 38,8 millones de euros, con lo que en 2013 el negocio del grupo se habrá aproximado a los 50 millones.