También se han sumado al accionariado EDP, Eon, Nexus y BME

El ‘hub’ de gas amplía capital para dar entrada a Repsol, Endesa y Omie

Los operadores tendrán un 5,16% cada uno, menos que los socios financieros

La entrada de Cepsa está en negociación

El ‘hub’ de gas amplía capital para dar entrada a Repsol, Endesa y Omie

Iberiangashub (IBGH), el mercado secundario de gas cuyos promotores fueron el Ente Vasco de la Energía (EVE), BBK (en estos momentos, Kutxabank a través de Cartera 2) y Enagás, sigue dando pasos en firme. La sociedad acaba de aprobar una ampliación de capital de 688.000 euros para dar entrada a Repsol, Endesa, EDP, Eon y Nexus, así como al operador del mercado ibérico, Omie, y a BME Bolsas y Mercados. No se descarta, asimismo, la futura incorporación de Cepsa.

Con esta operación, el capital de IBGH supera el millón y medio de euros (1.526.160 euros) y su accionariado queda prácticamente completado con la participación de las principales compañías gasísticas. Las que se acaban de incorporar se suman a las que ya formaban parte del mismo: Iberdrola, Gas Natural, así como a los socios fundadores y a Caixabank (a través de Criteria) y al Instituto Catalán de la Energía (ICAEN).

Los operadores de gas y este último organismo tendrán en el hub una participación del 5,16%, respectivamente, un paquete menor al que controlan los socios financieros: Cartera 2, tiene un 19% y Criteria un 15%. La sociedad se constituyó en el verano de 2012 con un préstamo participativo de 900.000 euros, que se convirtió en capital en enero de este año. La nueva ampliación de capital, que incluye una prima, se ha querido igualar a la anterior
Los nuevos socios, excepto Omie, suscribieron hace un par de semanas sus acciones. El consejo del operador del Mibel acordó su participación la semana pasada, según fuentes del sector. No obstante, la entrada de Omie está condicionada a la autorización de la CNMC, a través de la conocida como función 14. El proceso, con el correspondiente nombramiento de consejeros, acabará de formalizarse como muy tarde en septiembre.

La participación de Omie es relevante pues permitirá avanzar en este proyecto de mercado organizado de gas que, hasta ahora no existía en la península. El operador del Mibel y Omiclear gestionarán la plataforma del mercado a corto plazo, mientras que IBGH se ocupará de los mercados y la operación del hub. Este tipo de mercados son habituales en Europa, en algunos casos muy relevantes, como el TTF de Holanda o el NBP de Reino Unido. Pero la diferencia entre estos hubs y el de Estados Unidos, el Henry Hub, es que por este pasa todo el gas que se comercia, es un índice, mientras que en Europa, donde la mayor parte de las transacciones se realizan mediante contratos bilaterales, los hubs son mercados secundarios donde se venden y compran los excedentes.

Pero el español, que el Ministerio de Industria ha incluido dentro de la reforma del gas, una parte de la cual aprobó hace dos semanas, requiere de una modificación de la Ley de Hidrocarburos para que se pueda convertir en un mercado que fije precios de referencia, favorezca las interconexiones para integrar los mercados del sur con los del centro de Europa.
Aunque el germen del proyecto fue local, el llamado Bilbao Hub Gas, los gobiernos español y portugués han optado por un hub ibérico, que se consolidará cuando se introduzcan las modificaciones legales necesarias.

Un cambio legal que será clave

El pasado 30 de junio, los organismos reguladores de la energía de España, CNMC, y Portugal, ERSE, anunciaron el lanzamiento de una consulta pública a través de sus páginas web sobre la creación de un mercado ibérico del gas para establecer el precio de este combustible en un área con una demanda de 40 bcm (mil millones de metros cúbicos). La consulta, que termina el 15 de septiembre, versará sobre tres modelos de integración: el modelo de área de mercado; el de área de comercio y el de mercado con asignaciones implícitas de capacidad. Yse analizará, además, el desarrollo de un hub ibérico.

Aunque el proyecto va avanzando (ya se ha intermediado un volumen en contratos mayoristas de gas de 2,65 TWh), aun faltan modificaciones legales importantes que supondrían el impulso final.

Así, la legislación española debe transponer el Código de Balance incluido en el Reglamento 331 de la UE, un reglamento “que hace imprescindible el hub”, según fuentes empresariales. Esta norma obliga a las operadoras de gas a cubrir con su propio combustible sus desbalances, esto es, la diferencia entre sus compromisos de suministro y sus stocks. Hasta ahora, los desbalances de los agentes se cubren con el gas que está en el sistema (gasoductos y otras instalaciones), “que pagamos todos”, según las mismas fuentes. Estos cambios normativos formarán parte de la segunda fase de la reforma del gas que ha elaborado el ministerio de Industria (la primera fue aprobada recientemente).

La incorporación de todos los operadores del sector al hub se considera una buena noticia, pues una de las condiciones para el éxito del proyecto era que este fuese aceptado por las empresas gasísticas.